EU y Corea del Sur realizan ejercicio militar tras prueba balística norcoreana

Estados Unidos no cancelara sus ejercicios militares Corea Sur

Estados Unidos y Corea del Sur realizan ejercicios militares ante la amenaza de Corea del Norte. AP/Archivo

Estados Unidos y Corea del Sur llevan a cabo ejercicios militares conjuntos utilizando misiles tierra-tierra en respuesta a la prueba de un misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte, informó el Ejército estadounidense este viernes.

“Estamos realizando ejercicios militares en respuesta al lanzamiento misilístico de Corea del Norte”, explicó un funcionario con la condición de preservar el anonimato.

El ejercicio conjunto tiene lugar poco después de que miembros del Departamento de Defensa indicaran que Estados Unidos y Corea del Sur estaban analizando “opciones de respuesta militar”.

El Ejército estadounidense afirmó, en un comunicado, que los ejercicios conjuntos se llevaban a cabo con el sistema de misiles tierra-tierra ATACMS (Army Tactical Missile System) y el misil surcoreano Hyunmoo II.

Un responsable de Defensa indicó minutos antes del comunicado: “Llevamos a cabo un ejercicio disparando municiones reales en reacción al lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte”.

Según el ejército de tierra, “el ATACMS puede ser desplegado rápidamente y puesto en servicio, y proporciona capacidades de precisión de ataques en profundidad, permitiendo a la alianza Estados Unidos – Corea del Sur abarcar rápidamente un amplio abanico de blancos con cualquier condición climática”.

Pyongyang lanzó su primer misil intercontinental (ICBM), el pasado 4 de julio, tras lo cual los militares de Estados Unidos y Corea del Sur llevaron a cabo ejercicios similares.

Inmediatamente tras el test del ICBM, el general Joe Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, y el almirante Harry Harris, responsable del mando estadounidense en el Pacífico, hablaron con el general Lee Sun Jin, jefe del Estado Mayor Conjunto surcoreano.

“Durante la llamada, Dunford y Harris expresaron su compromiso blindado con la alianza Estados Unidos – Corea del Sur”, informó la oficina de Dunford en un comunicado.

“Los tres jefes también analizaron diversas opciones de respuesta militar”, añadió.

El Pentágono se prepara desde hace tiempo para la eventualidad de un conflicto con Corea del Norte, pero el lenguaje cortante de este comunicado marca una evolución con respecto a las precedentes reacciones públicas que han seguido a las pruebas de misiles. Hasta ahora, se criticaban los lanzamientos, pero sin mencionar opciones de represalias militares.

Es la primera vez que el general Dunford evoca la posibilidad de opciones militares en un comunicado, aunque ya haya abordado el tema en conversaciones públicas.

FJMM

comentarios
CARGANDO...