Estudio revela la huella digital de los refugiados en su camino a Europa

Desplazados, refugiados, Irak, Estado Islámico, inmigrantes

Desplazados en Irak por la lucha contra el Estado Islámico (AP, archivo)

Cientos de miles de personas dejaron en 2015 y 2016 Siria e Irak para buscar asilo en Europa y un estudio ha encontrado su huella digital, el rastro que dejaron sus búsquedas en Google en su camino a Grecia y a Alemania.   

El Centro de Investigación Pew, autor del trabajo, reconoce las limitaciones de su investigación y asume que descifrar el comportamiento humano a partir de búsquedas en Internet sigue siendo experimental, pero cree que puede convertirse en una prometedora vía para analizar movimientos migratorios.

En su estudio, utilizando la herramienta Google Trends, se parte de la base de que la mayoría de los inmigrantes llevaban teléfonos inteligentes, en los que consultaban rutas, buscaban las redes que les ayudarían a cruzar las fronteras y recibían consejos a través de las redes sociales.

Se centraron en las búsquedas de la palabra “Grecia” escrita en árabe desde Turquía, un país donde sólo un uno por ciento de la población habla ese idioma.

La mayoría de las búsquedas de esa palabra en árabe en 2015 y 2016 partieron de las zonas costeras de Turquía, desde donde salieron la mayor parte de solicitantes de asilo sirios en su camino a la UE, y de las regiones donde se instalaron muchos campos de refugiados.

Las fluctuaciones en esas búsquedas, muestra el informe, prácticamente siguen las variaciones de los flujos migratorios de iraquíes y sirios a través del Mediterráneo hacia Grecia en 2015 y 2016.

El pico de búsquedas se detecta en agosto de 2015, y dos meses después se registraron las mayores llegadas de refugiados a las costas griegas, destaca el documento.

El acuerdo entre la UE y Turquía para frenar los flujos de refugiados en marzo de 2016 rebajó drásticamente las llegadas a Grecia, aunque las búsquedas de esa palabra en árabe desde Turquía siguieron en los niveles previos.

Los migrantes, se apunta en el informe, probablemente continuaron buscando ayuda en internet, pero muchos no siguieron la ruta ante las nuevas restricciones.

En el análisis por horas, se comprueba también que la palabra “Grecia” era más buscada en la madrugada, y diversos estudios muestran que la mayoría de los barcas zarpaban por la noche.

En el estudio se ha rastreado también la palabra “alemán” en árabe en búsquedas realizadas dentro de Alemania, principal destino de los solicitantes de asilo durante la crisis.

Los autores de este trabajo parten de la base de que esa palabra se utilizaría, por ejemplo, al intentar traducir online un texto del árabe al alemán, o para buscar cursos de idiomas.

Según sus comparaciones, la evolución de las búsquedas de “alemán” en árabe va en paralelo al número de solicitudes de asilo presentadas por sirios e iraquíes en Alemania a lo largo de 2015 y 2016.   

Aunque las peticiones cayeron de forma radical a partir de octubre de 2016, las búsquedas siguieron a nivel alto.

 

RAMG

 

CARGANDO...