Cherán, a seis años del levantamiento contra el crimen organizado

Los delitos considerados menores como riñas o asuntos familiares son resueltos a través del sistema de usos y costumbres (Noticieros Televisa)

Los delitos considerados menores como riñas o asuntos familiares son resueltos a través del sistema de usos y costumbres (Noticieros Televisa)

“En 2006 acababa de declarar Calderón una guerra contra el narco donde el epicentro era Michoacán”, recuerda Pedro Chávez, consejero mayor de Cherán.

“Había un problema muy fuerte dentro de la comunidad, la extorsión, el saqueo del bosque, había el crimen organizado empezaba a cobrar cuotas en los comercios, lo que se veía más fuerte era la devastación del bosque”, señala doña Adelaida Cuco Rivera, coordinadora de fogata.

“Y pues nosotros estábamos callados sin poder decir nada, teníamos miedo a los levantones”, indica doña Chepa, líder del levantamiento de Cherán.

Había un problema muy fuerte dentro de la comunidad, la extorsión, el saqueo del bosque, recuerda doña Adelaida Cuco Rivera, coordinadora de fogata (Noticieros Televisa)
Había un problema muy fuerte dentro de la comunidad, la extorsión, el saqueo del bosque, recuerda doña Adelaida Cuco Rivera, coordinadora de fogata (Noticieros Televisa)

Doña Adelaida Cuco Rivera, coordinadora de fogata, recuerda los problemas graves de extorsión en la comunidad (Noticieros Televisa)

“Esos tala montes se robaron en rollo más de 27 mil hectáreas”, comenta Alfredo Mateo Hurtado, consejero mayor de Cherán.

“Al principio no sabíamos por qué, ya poco a poco fuimos dándonos cuenta que era por los partidos. El presidente municipal prometió que si le ayudaban con sus votos, les iba a dar una parte de madera, del bosque”, dice doña Chepa.

El 15 de abril de 2011, la paciencia se acabó en los pobladores de Cherán, Michoacán.

Siete mujeres, vecinas de la iglesia de la Cofradía, decidieron iniciar un levantamiento cuando la tala del crimen organizado llegó a las cercanías del ojo de agua de la zona, punto ancestral que hasta hoy continúa dotando a la comunidad.

En la misma calle por donde bajaban del monte a diario más de 200 camionetas cargadas de madera ilegal, se inició un movimiento que desplazó por completo a los partidos políticos, a todas las autoridades convencionales y creó un nuevo nivel de Gobierno, único en el país, y reconocido jurídicamente por el estado: el comunal.

El enfrentamiento fue aquí, nos formamos una bolita y empezó el primer camión que venía bajando, eran las 8:30 de la mañana y detuvimos al primer camión que traía trozos”, dice doña Chepa.

“Ellos les quisieron echar la camioneta a las mujeres entonces las mujeres toman con más seriedad y empiezan a golpear la camioneta y los bajan y los detienen a los tala montes”, apunta Doña Adelaida Cuco Rivera, coordinadora de fogata.

Las campanas de las dos iglesias del pueblo repicaron, junto con cohetes para alertar a la población.

“Después cuando detuvimos a esas personas entró la policía municipal, con el presidente municipal y con la gente, querían rescatar a los que teníamos aquí detenidos, dice doña Chepa.

“Ahí es donde la gente se molesta y dice oye cómo es posible que la policía esté yendo a apoyarlos a ellos y aquí ya no importó hasta policías y todos, hasta el presidente caminó, dijo uno”, detalla doña Adelaida Cuco Rivera.

Desde ese día lo que se hace es el desconocimiento y el desconocimiento total, se le quitan las armas a la policía municipal, se desconoce al ayuntamiento y se lleva a un proceso de representación a través de la comunidad”, menciona Pedro Chávez, consejero mayor de Cherán.

189 fogatas, como ésta que no se ha apagado nunca desde que inició el movimiento en 2011, fueron instaladas en los cuatro barrios de Cherán.

Ahí semanalmente, los vecinos discuten, proponen, toman decisiones y votan a mano alzada por tres personas que representarán a su barrio en el consejo mayor cada tres años.

En Cherán, cada semana, los vecinos discuten, proponen, toman decisiones
En Cherán, cada semana, los vecinos discuten, proponen, toman decisiones

En Cherán, cada semana, los vecinos discuten, proponen y toman decisiones en materia de seguridad

Ese consejo mayor sesiona donde antes era la oficina del presidente municipal.

Presume que atiende a cualquier persona de la comunidad, sólo basta anotarse en una lista y esperar el turno.

Las elecciones para cargos estatales y federales no existen porque no se permite la instalación de casillas.

“Es un riesgo, no sé si sea una bomba de tiempo, pero sí es un riesgo, que hay que encausar porque conforme pasa el tiempo aumenta el número de ciudadanos que quieren que se respeten sus derechos a votar y ser votados y que no sea una decisión de una cúpula por muy sabios que sean, no representan el sentir general de una comunidad”, dice Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

Anteriormente estaban los presidentes municipales y no se veía mejora en el pueblo y ahora sí se está viendo la diferencia”, indica Antonio Vicente Macías, consejero de bienes comunales.

“Aquí no hay dedazos, aquí hay nombramientos, nos ha nombrado nuestra propia gente de los barrios y desde luego que salimos de las fogatas”, dice Alfredo Mateo Hurtado, consejero mayor de Cherán.

“Esta es una expresión de la democracia a final de cuentas, es una expresión de participación ciudadana diferente a los sistemas tradicionales de partidos políticos”, revela Ramón Hernández, presidente del Instituto Electoral de Michoacán.

A 6 años del levantamiento, los habitantes de Cherán presumen que ya no hay secuestros, extorsión, ni robos, gracias a que la seguridad está a cargo de 100 elementos locales que resguardan las entradas y patrullan las calles.

Los delitos considerados menores como riñas, manejar en estado de ebriedad o asuntos familiares son resueltos a través del sistema de usos y costumbres por otro consejo de ciudadanos igualmente electos en las fogatas, después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación les otorgó ese derecho.

“A veces la Corte resuelve cosas sin tener elementos suficientes y con lo que hemos vivido yo estoy dispuesto incluso a revisar el tema con los ministros de la Corte porque cuando resuelven ellos allá en su santuario generan tormentas en el mundo real, entonces eso no está acabado”, dijo Aureoles.

A 6 años del levantamiento, las 27 mil hectáreas de bosque debastadas están prácticamente recuperadas gracias al funcionamiento de un vivero de pino.

La economía depende del comercio local, y de un aserradero, que aseguran, sólo utiliza árboles caídos naturalmente.

Dentro de Cherán está el Instituto Tecnológico Superior Purépecha, con más de mil 500 alumnos originarios de la región. El plan de estudios tiene seis ingenierías, dos maestrías, el inglés es requisito obligatorio para la titulación y ofrece estadías en Alemania, Cuba y España.

Otra institución, es la Escuela Normal Indígena, a algunos de sus estudiantes la autoridad estatal los identifica como responsables de bloqueos de carreteras y secuestro de todo tipo de vehículos.

“A los jóvenes se les dijo que sí tienen sus derechos, pero hasta cierto límite, aquí nada de secuestros a ningún carro”, dice Alfredo Mateo Hurtado, consejero mayor de Cherán.

“Nosotros decimos a seis años del inicio del movimiento nosotros seguimos en este proceso de comunidad, de poder enfrentar problemáticas”, señala Pedro Chávez, consejero mayor de Cherán.

“Yo creo que no va a ser de balde nuestros caídos, la pérdida de seres humanos que fallecieron, que a varios se los llevaron y no sabemos nada de ellos”, menciona Everiana Fabián, consejera mayor de Cherán.

Los amigos de Cherán han andado muy crecidos porque se convirtieron en la noticia nacional, se volvió un tema muy mediático. Muy bien, pero hay que regresar a la tierra, aquí hay reglas y hay mecanismos y la autonomía es relativa, medio ha funcionado, pero ha funcionado porque hemos acompañado el esfuerzo del consejo supremo de Cherán”, señala Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

“Únicamente nos hemos defendido y estamos defendiéndonos hasta ahorita y lo vamos a hacer así porque estamos dentro de la constitución”, comenta Alfredo Mateo Hurtado, consejero mayor de Cherán.

Con información de Claudio Ochoa

JLR

comentarios
CARGANDO...