Especialistas corrigen discapacidad en tres bebés antes de nacer

Tres bebés fueron salvados de múltiples discapacidades que los hubieran afectado en la edad adulta, al corregir su espina bífida con una neurocirugía fetal.

Tres bebés fueron salvados de múltiples discapacidades que los hubieran afectado en la edad adulta, al corregir su espina bífida con una neurocirugía fetal. (Notimex)

Corregir un defecto discapacitante en la columna vertebral antes del nacimiento ya es una realidad, en México.

Especialistas de la Universidad Autónoma de México (UNAM) en Querétaro, realizaron con éxito las primeras tres neurocirugías fetales para reparar malformaciones causadas por una enfermedad llamada espina bífida, con la cual nacen en nuestro país 5 niños diariamente.

“Este defecto en realidad podría ser reparado al nacimiento, pero poco a poco, durante el embarazo va teniendo una progresión la enfermedad, haciendo pérdida de líquido y ocasionando a nivel cerebral daño neurológico que hace que estos bebés desarrollen hidrocefalia. Una obstrucción de los conductos”, señaló Rogelio Cruz Martínez, investigador asociado de la UNAM Querétaro.

En conferencia de prensa, se informó que la espina bífida es la segunda causa de discapacidad en la infancia.

Según los especialistas, con este nuevo método de neurocirugía en vida fetal, se puede mejorar la función cognitiva, el desarrollo neurológico y sobre todo la función motora en los bebés al nacer.

Yesenia y Maricela fueron las primeras en comprobar los beneficios. Ambas, compartieron su experiencia, con sus bebés en brazos.

“Las tres ocasiones que busqué ayuda fue para abortar y nos encontramos con el doctor Inclán, que fue el que nos dio las esperanzas y nos trasladó a la ciudad de Querétaro”, dijo en testimonio Yesenia Quintero.

“Muy contenta con los resultados y muchísimas gracias a todos los doctores que nos ayudaron y nos siguen ayudando”, agregó Maricela Pacheco.

Sus bebés nacieron el 21 y 27 de febrero, es decir, 11 y 12 semanas después de las cirugías y ambos presentaron una adecuada evolución y movilidad de piernas.

Mientras que el tercer caso, aún está por nacer. Maricela, se sometió a la cirugía hace unos días y hasta ahora tiene 29 semanas de embarazo.

“Primero es muy abrumador muy agobiante empiezas a pensar cómo va a ser la vida de tu bebé. Y claro que ver estos chiquitos aquí a mi lado me da muchas esperanzas de que mi bebé va a tener un resultado similar”, señaló Ana Harumi.

El pronóstico tanto para Yesenia, Maricela y Ana, como para sus bebés Iker, Ian y Hanna es favorable. Sin embargo, los pequeños deberán seguir en tratamiento y terapias de rehabilitación, al menos durante los primeros meses de vida.
Con información de Farah Reachi.

 

LLH

comentarios
CARGANDO...