Erdogan: Decir que Turquía se ha rendido es ponerse del lado de los terroristas

En un mensaje en cadena nacional el mandatario Recep Tayyip Erdogan

En un mensaje en cadena nacional el mandatario Recep Tayyip Erdogan dijo: “Decir que Turquía se ha rendido al terrorismo es ponerse del lado de terroristas”.

Erdogan pidió la unidad de la nación y consideró que los responsables del atentado contra el club Reina en Estambul, que en Nochevieja causó 39 muertos y que ha reivindicado el Estado Islámico (EI), quisieron polarizar la sociedad.

El objetivo verdadero de estos ataques es hacer que nuestros sentimientos prevalezcan sobre nuestra razón y que nos enfrentemos unos a otros”, dijo el presidente en su primer discurso público desde el atentado, transmitido en directo por la cadena NTV.

“Los que quieren romper nuestra sociedad a lo largo de las fallas geológicas que existen en ella, no pierden ninguna oportunidad. No debemos entrar en este juego”, pidió Erdogan a su audiencia, una reunión de delegados de barrio (muhtar) de toda Turquía.

Aseguró que el ataque al club Reina, un lugar de ocio de la alta sociedad, “duele tanto” como el que el Estado Islámico perpetró en agosto contra una boda kurda en Gaziantep o los recientes atentados suicidas contra policías en Besiktas y soldados en Kayseri, ambos reivindicados por un grupúsculo extremista kurdo.

“Ya he dicho varias veces que estamos en una nueva guerra de liberación y si la perdemos, quiero subrayarlo, se nos llevará de nuevo al concepto de Sevres, que no se consiguió hace cien años”, dijo el presidente, en alusión al Tratado de 1920 que intentó repartir gran parte de Anatolia entre las potencias europeas.

El jefe de Estado se defendió también contra las acusaciones de que el Gobierno turco, desde 2002 en manos del partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP) que fundó él mismo, ha influido en esta división de la sociedad entre colectivos religiosos y laicos.

¿Hay una sola persona que se siente presionada por su estilo de vida? Quiero preguntarlo a todos: ¿Hay alguien que diga que no puede vivir como quiere, que no puede vestir cómo quiere?”, inquirió el presidente.

Erdogan no hizo referencia concreta a la polémica suscitada por el sermón oficial leído un día antes del atentado en todas las mezquitas del país y aprobado por la Diyanet, el Ministerio de Asuntos Religiosos, que pidió a los fieles no celebrar la Nochevieja porque se trataría de una fiesta “ilícita” según la religión e “incompatible con los valores nacionales”.

Consideró que “todo el mundo puede escribir en las redes sociales sin vergüenza, dentro de los límites de la libertad de expresión individual”, y que las instituciones públicas no deben usarse para meterse en el estilo de vida de cada persona.

El presidente afirmó que “Turquía es un país de derechos”, pero en el que “nadie tiene el derecho de salir a la calle y hacer justicia por sus propias manos”.

Esta última declaración parecía una velada alusión al incidente del lunes, en el que empleados del aeropuerto agredieron al diseñador de moda turco Barbaros Sansal, extraditado a Turquía por un mensaje en las redes sociales y que ayer pasó a prisión preventiva por “incitación al odio”.

(Con información de EFE)

HVI

comentarios
CARGANDO...