Empresarios de Chilpancingo adquieren armas de fuego ante inseguridad

Al no conseguir un permiso oficial para portar armas, los comerciantes las consiguen de forma clandestina. (AP, archivo)

Al no conseguir un permiso oficial para portar armas, los comerciantes las consiguen de forma clandestina. (AP, archivo)

Ante el aumento de inseguridad, secuestros y robos, algunos empresarios y comerciantes de Chilpancingo, Guerrero, han decidido comprar armas de fuego para proteger su patrimonio.

Víctor Manuel Ortega Corona, presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Chilpancingo, señaló que muchos comerciantes han sido víctima de amenazas y extorsiones lo que ha generado que muchos comercios estén cerrando sus puertas.

Ortega Corona reconoció que la mayoría de los empresarios no denuncian las amenazas a las autoridades y ahora están buscando opciones para mantener abiertos sus negocios.

Agregó que los empresarios son extorsionados y le cobran derecho de piso, “en caso de Coparmex, tenemos a un compañero que incluso recientemente cerró su negocio, pero con todo el temor porque no quiso hacer la denuncia”.

Al no conseguir un permiso oficial para portar armas, los comerciantes las consiguen de forma clandestina.

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, indicó que en la búsqueda de autoprotección “se están adquiriendo ya algunos instrumentos como armas de balines que funcionan con aire comprimido, que están comercializándose”.

El Gobierno del estado, a través del Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, rechazó la acción tomada por los empresarios y alertó que podría acarrearles más perjuicios que beneficios.

“La portación de armas no necesariamente ayuda a disminuir la violencia, al contrario, existe el riesgo de que provoquen más violencia… no es la ruta que se sugiere para poder enfrentar mejor a la delincuencia”, aseguró Álvarez Heredia.

Según datos de la Cámara Nacional de Comercio y la Coparmex, en Chilpancingo, alrededor de dos mil negocios están semiparalizados y presentan pérdidas hasta por un 50 por ciento ante el aumento de los índices delictivos en la ciudad.

 

Con información de Janosik García.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...