El proceso electoral de 2018, un análisis en Despierta

Gerardo Esquivel, Roy Campos y Rubén Aguilar en la mesa de Despierta con Loret

Gerardo Esquivel, Roy Campos y Rubén Aguilar en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Para los partidos políticos ya empezó la carrera rumbo a la elección presidencial de 2018, de acuerdo con Gerardo Esquivel, coordinador ejecutivo de Investigación del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República; Roy Campos, presidente y fundador de Consulta Mitofsky, y el sociólogo Rubén Aguilar.

En la mesa de Despierta con Loret, Roy Campos destacó que “el PRI no llega fuerte al 2018; es cierto que ganó en el Estado de México y en Coahuila, pero no llega fuerte, aunque sí está soberbio, porque creen que la estrategia de dividir a la oposición va a funcionar”. Advirtió que el frente amplio que proponen el PAN y el PRD tendrá varios opositores porque “ni a Morena ni al PRI les conviene que se junten”.

Gerardo Esquivel advirtió que si el PRI llega ensoberbecido, “puede perder”. Detalló que “aunque ganó las dos gubernaturas que más le importaban, debería haber una señal de alerta, porque perdió cantidad de votos. En el Estado de México ganó con un millón de votos menos que en la elección anterior; en Coahuila recibió 22% de los votos, cuando en la elección anterior tuvo más de 30% de los sufragios y en Nayarit tiene menos de 25% de los votos”.

Esquivel coincidió en que el PRI se siente animado por el efecto de la estrategia de fragmentación que aplicó en el Estado de México.

Para Rubén Aguilar, el presidente y los gobernadores priistas recuperaron el ánimo tras la elección del Estado de México, y ahora, de cara a la elección del 2018, “piensan que pueden hacer lo mismo, pero lo veo complicado”. Sin embargo, acotó, “no están muertos, el cadáver resucitó, eso es lo nuevo del 4 de junio”.

De cualquier forma, insistió, “no pueden repetir la estrategia de división de la oposición que aplicaron en el Estado de México, porque no les alcanza el tiempo, el personal ni los recursos”.

En este caso, dijo Roy Campos, es el momento de enfrentar “la perversión de las elecciones y ya veremos cómo lo hace el INE, porque la ley dice una cosa y la realidad es otra, porque el dinero no compra todo, pero hace mucho, y de cara al 18, vamos a ver de dónde va a salir el dinero y cómo van a auditar los recursos. Y ahí tiene una ventaja el poder”.

Para el fundador de Consulta Mitofsky, el PRI podría elegir a su candidato en términos de punteros, donde la propuesta la encabeza Miguel Ángel Osorio Chong, pero afirmó que “esperarán para definir cómo será elegido, si por popularidad o si serán los sectores del PRI o por ser el menos corrupto, para ser una imagen del partido”. También el PAN “debe decidir cuál será el mecanismo para elegir a su candidato”.

Desde la perspectiva de Rubén Aguilar, “la decisión la van a mandar hasta el final, hasta enero, y, aunque hay muchos nombres y depende de muchas cosas, el elector, el príncipe elector será el presidente, no será un proceso democrático”.

Sin embargo, rebatió Gerardo Esquivel, “la debilidad del presidente es notoria y los grupos dentro impulsarán sus candidatos”, pero “tendrán que fijarse en quien no tenga mala imagen, porque las elecciones irán sobre corrupción y una mala evaluación de los candidatos puede ponerlos en apuros”.

Para Morena, las elecciones asadas fueron un éxito, de acuerdo con Rubén Aguilar, porque “en los tres estados fueron de cero a obtener buenos porcentajes”, lo que es “un buen indicador de cara al 2018”.

El enemigo a vencer, abundó Roy Campos, “Andrés Manuel López Obrador es el enemigo a vencer” y el exponencial de crecimiento de Morena “todos los deben tener en cuenta”, aunque Delfina Gómez tuvo un buen crecimiento, pero se estacionó y no volvió a crecer, porque “parece que están constreñidos a un porcentaje”.

En contraste, Gerardo Esquivel consideró que los porcentajes se estancaron “porque el PRI hizo lo posible para que se dividieran las preferencias, con Juan Zepeda del PRD, y eso es lo que intentarán hacer en estas elecciones”.

Para López Obrador, dijo Roy Campos, “la estrategia va a ser poner en la misma canasta a todos, va a insistir en que todos los demás son lo mismo”.

La estrategia de López Obrador, dijo Gerardo Esquivel, será “desfondar a los demás, porque no quiere a la cúpula del PRD, pero sí quiere atraer a la base; la estrategia es desfondarlos”. Del dirigente de Morena, Esquivel afirmó “yo no sé si se autoboicotea, pero creo que tiene un piso muy alto y un techo relativamente bajo. No sólo es si es suficiente eso que tiene, es necesario saber si se logra mantener lo que tiene hasta ahora”.

El anuncio de la intención de formar un frente amplio del PAN y el PRD, dijo Roy Campos, es “formalizar algo que veíamos venir, porque ya estaba cantado; intentan juntar a ‘los que no nos odian’”, pero la circunstancia es diferente que en el 2006, “cuando había tres fuerzas, hoy Morena polariza con el PRI y ellos intentan colocarse como el centro”.

Esta estrategia, sin embargo, “es equivocada para el PRD”, de acuerdo con Gerardo Esquivel, porque “se equivocaron en no declinar, cerraron una puerta y llegan en condiciones de debilidad, parten de una lectura equivocada porque no suman sus votos. Hace 6 años, el candidato del PAN en Nayarit sólo tuvo 30% y no lograron sumar, pensaron que lograrían más de 50% de los votos este año y apenas rebasaron el mismo treinta por ciento”.

Para Rubén Aguilar, “no tienen más posibilidad, porque un programa es facilísimo ponerse de acuerdo; el punto complicado es decidir quién va, cuando la mayoría de los votos obtenidos, los tiene el PAN, y el PRD se ha convertido en un partido de acompañamiento; el punto central es quién empuja, hay sectores que quieren impulsar a un independiente; y estoy seguro de que la decisión es correcta, pero el punto nodal serán candidatos”.

Consideró que, para que prospere este frente, “el candidato presidencial será panista y el PRD lo aceptará para defender sus bastiones”. Esto es “una mala noticia para Margarita (Zavala), porque será más difícil la alianza si va ella como candidata”.

Señaló que “Margarita no puede ir de manera independiente, y Ricardo Anaya la orilló a un momento en el que la deja complicada, porque ahora ya no podrá levantar una candidatura independiente”.

Para Roy Campos, Margarita Zavala no puede ir sola, “se desfondaría, porque su fortaleza es ella con la marca PAN”.

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...