El impeachment de Park Geun-Hye

La noticia fue celebrada por los manifestantes, quienes desde un día antes ya habían acampado en las cercanías al Tribunal. (AP)

La noticia de destitución fue celebrada por los manifestantes, quienes desde un día antes ya habían acampado en las cercanías al Tribunal. (AP)

Tras 91 días de deliberación por parte de los magistrados del Tribunal Constitucional, desde el 9 de diciembre, día en que fue aprobado por la Asamblea Nacional el proceso de juicio político contra la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, la mañana de este viernes, fue dictado el veredicto, a través de la jefa en funciones del tribunal, Lee Jung-Mi, quien anunció la destitución definitiva de la ahora exmandataria.

La noticia fue celebrada por los manifestantes, quienes desde un día antes ya habían acampado en las cercanías al Tribunal.

Más de 21 mil agentes de la Policía de Seúl fueron desplegados, todo el día, para vigilar las diferentes manifestaciones que organizaciones sociales y sectores de la sociedad mantuvieron.

El entramado de corrupción que comenzó desde el año pasado, con una investigación donde descubrieron irregularidades en dos fundaciones, una cultural (Fundación Mir) y otra deportiva (K-Sports), donde se veía involucrado el secretario y una amiga confidente de Park Geun-hye de la entonces presidenta.

En la computadora de Choi que fue recuperada de la basura, según informó el primer reporte de una cadena privada de televisión, se encontraron documentos y discursos de Park, incluso días antes de que estos fueran pronunciados por la mandataria, lo que desató el enojo y la decepción de la sociedad surcoreana.

A pesar de que Park Geun-hye apareció en cadena nacional para disculparse por lo sucedido hasta en tres ocasiones, (la primera fue realizada el 25 de octubre, un día después de que se dio a conocer el escándalo) la entonces primera mujer presidenta de Corea del Sur, nunca ofreció dimitir como le exigían sus gobernados y los miembros de su propio partido político, el extinto Saneuri, lo que aumentó la desaprobación de la población, llegando a un estrepitoso cinco por ciento.

Las investigaciones durante el proceso de impeachment provocaron la detención del vicepresidente de Samsung, Lee Jae-Yong, acusado de sobornos y malversación de fondos hasta por 38 millones de dólares a Choi Soon-Sil, a cambio del respaldo del Gobierno a la fusión de dos filiales del conglomerado surcoreano. Hecho que provocó que el pasado 6 de marzo, el fiscal Park Young-Soo acusara a Park Geun-Hye como cómplice de Choi.

Con la decisión del Tribunal, Park Geun-Hye queda oficialmente expulsada de su cargo; ya sin inmunidad será formalmente presentada a una serie de interrogatorios judiciales que la podrían llevar a una detención.

Mientras tanto, el país está llamado para presentarse a nuevas elecciones en los próximos 60 días.

 

Con información de Uriel Arellano.

 

RMT

CARGANDO...