El corazón del padre Machorro aún late, informa la Arquidiócesis Primada

Imagen de padre José Miguel Machorro

El padre José Miguel Machorro fue atacado el 15 de mayo en la Catedral Metropolitana. (Twitter: @ACNMex/Archivo)

En un comunicado, la Arquidiócesis Primada de México informa que, aunque el padre José Miguel Machorro Alcalá ha sido declarado con muerte cerebral, aún sigue latiendo su corazón y su sistema respiratorio aún funciona, con ayuda de terapia intensiva.

El padre Machorro fue atacado en mayo pasado con un arma punzocortante en la Catedral Metropolitana.

Se le diagnosticó muerte cerebral el miércoles 2 de agosto, según lo dio a conocer la doctora Elida Roque, de la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

En el texto, la Arquidiócesis Primada de México indica que fue trasladado en helicóptero desde el Hospital General de Tehuacán, Puebla, donde se le diagnosticó una gastroenteritis infecciosa complicada.

El sacerdote fue trasladado en estado crítico a la Ciudad de México para ser ingresado al Instituto Nacional de Cardiología, donde se realizó descompresión torácica bilateral y recibió reanimación cardiopulmonar.

Las lesiones medulares a nivel del cuello que, por motivos que se desconocen, le produjo su atacante, Juan René Silva Martínez, derivaron en una complicación de deshidratación severa, choque hipovolémico e insuficiencia respiratoria, por lo que hubo necesidad de intubarlo”.

La Arquidiócesis agrega que del Instituto Nacional de Cardiología fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, donde fue declarado con muerte cerebral, por lo que se considera que la muerte total ocurrirá cuando el corazón deje de funcionar, lo cual no ha sucedido hasta este momento, y por lo tanto, no se puede planear la misa por su defunción ni los ritos funerales.

En entrevista con FOROtv, Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis Primada de México, precisó que el corazón todavía late y deben esperar “un desenlance natural”, ya que desconectar al sacerdote sería como aplicar una eutanasia.

Hugo Valdemar señaló que fue difícil para la familia del padre Machorro decidir el traslado a la Ciudad de México, debido a la gravedad de su condición y detalló que el gobierno de Puebla fue la entidad que facilitó el helicóptero usado en el traslado médico.

Sobre Juan René Silva, agresor del padre Machorro y vinculado a proceso por tentativa de homicidio agravado, el vocero Hugo Valdemar señaló que si el sacerdote muere, el detenido será acusado de homicidio.

Juan René Silva está internado en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México. La defensa había solicitado que quedara bajo custodia de su madre, pero el juez del caso determinó la solicitud como improcedente y dictó prisión cautelar, además de un periodo de cuatro meses para terminar la investigación relativa al ataque contra el sacerdote.

MLV

CARGANDO...