Ejército nigeriano bombardea por error un campo de refugiados; 52 muertos

Soldados nigerianos (AP Archivo)

Al menos 52 personas murieron este martes y otras 120 resultaron heridas durante un bombardeo aéreo del Ejército de Nigeria en un campamento de refugiados de la localidad de Rann, en el norte del país, informaron fuentes de Médicos Sin Fronteras (MSF).

El Ejército, que no precisó el número de víctimas, confirmó este ataque aéreo ocurrido durante una operación militar contra el grupo terrorista nigeriano Boko Haram y que, “desafortunadamente”, ha afectado a civiles y miembros del personal humanitario de MSF y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Según la última actualización de MSF, la cifra de muertos ya se sitúa en 52, mientras que los equipos de emergencia sobre el terreno siguen atendiendo a cerca de 120 heridos.

Fuentes de la Cruz Roja nigeriana aseguraron que entre los fallecidos figuran seis de sus trabajadores, mientras que otros trece resultaron heridos en el bombardeo.

El portavoz del Gobierno, Femi Adesina, en nombre del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos en este suceso, que calificó de “lamentable error operacional”.

Según explicó el comandante del Ejército, Lucky Irabor, en una rueda de prensa en la ciudad de Maiduguri (norte), el ataque militar se inició esta mañana después de haberse recibido información de que en la zona se encontraban terroristas de Boko Haram.

“El ataque se llevó a cabo, pero, desafortunadamente, se vieron afectados otros civiles, que estaban en los alrededores de la zona”, aseguró el comandante, que se encontraba a cargo de la operación militar.

El campamento de desplazados internos de Rann se encuentra situado muy cerca de la frontera con Camerún, en el estado norteño de Borno, uno de los objetivos habituales del grupo terrorista Boko Haram.

Aunque el Ejército nigeriano confirmó que durante el ataque murieron civiles y se vio afectado personal de MSF y CICR, todavía no ha proporcionado ninguna cifra oficial de víctimas mortales.

“Este ataque a gran escala contra personas vulnerables, que ya han huido de la violencia extrema, es traumático e inadmisible”, criticó el director de operaciones de MSF, Jean-Clément Cabrol, en un comunicado.

“La seguridad de los civiles debe ser respetada. Hacemos un llamado urgente a todas las partes para que faciliten las evacuaciones médicas por vía aérea o por carretera a los supervivientes que necesitan atención de urgencia”, añadió.

Además, MSF aseguró que sus equipos médicos y quirúrgicos en Camerún y Chad están listos para tratar a las decenas de heridos.

Boko Haram ha matado a más de 20.000 personas y ha obligado a más de 2,5 millones a huir de sus hogares desde que empezó su actividad terrorista en 2009.

Los yihadistas han sufrido numerosas derrotas desde que Nigeria, Chad, Camerún y Níger decidieran crear una fuerza multinacional para coordinar una ofensiva alrededor del lago Chad, zona fronteriza de los cuatro países.

No obstante, en las últimas semanas los yihadistas han vuelto a perpetrar varios ataques en el noreste de Nigeria, donde luchan por instaurar un estado de corte radical islámico.

AAE

CARGANDO...