Egipto abre un laboratorio para restaurar la barca funeraria del faraón Keops

Arquéologos levantan una pieza de madera de 26 metros de la segunda barca funeraria de Keops antes de su restauración en Guiza. (EFE)

Arquéologos levantan una pieza de madera de 26 metros de la segunda barca funeraria de Keops antes de su restauración en Guiza. (EFE)

Arqueólogos egipcios y japoneses inauguraron este miércoles un laboratorio a los pies de las pirámides para restaurar la segunda barca solar que el faraón Keops ordenó construir hace 4.500 años para hacer la travesía al más allá.

El laboratorio de lona, levantado a escasos metros de la cara sur de la gran pirámide de Keops, recibió hoy la quilla, una de las piezas más importantes de la estructura del casco del bote, que tenía 26 metros de extensión.

Los investigadores izaron el tablón de madera desde su lugar de enterramiento con poleas y lo trasladaron hasta el laboratorio de lona con extremo cuidado, suspendido de una viga, para evitar cualquier daño.

El supervisor de conservación del laboratorio, Eisa Zidan, dijo a Efe que la madera está “en condiciones muy malas, muy deteriorada”, porque se filtró humedad en la cámara en la que estaban enterradas, junto a la pirámide de Keops, el segundo faraón de la IV dinastía, que reinó en Egipto entre el 2609 y el 2584 a.C.

Todas las piezas del bote están siendo sometidas a un tratamiento de limpieza química y después se aplican conservantes para evitar que la madera se siga degradando.

El grupo de arqueólogos espera concluir en 2020 la extracción de las cerca de 600 piezas en las que fue desmontado el barco solar.

Especialistas frente a las pirámides de Guiza. (AP)
Especialistas frente a las pirámides de Guiza. (AP)

 

A partir de entonces, según Zidan, dedicarán otros cinco o seis años para volver a montar la barca, lo que se hará en el futuro Gran Museo Egipcio, que actualmente se construye en una explanada cerca de las pirámides de Guiza.

El equipo de restauradores está formado por doce conservadores egipcios, dos japoneses y uno americano, además de otros doce restauradores, la mitad egipcios y la otra mitad nipones.

El nuevo laboratorio, equipado con microscopios y equipos de restauración de última generación, ha costado cerca de 55.000 dólares (unos 50.000 euros) y ha sido pagado por la Universidad de Waseda de Japón, según informó el Ministerio de Antigüedades egipcio.

Esta barca es una de las cinco que fueron enterradas junto a la famosa tumba de Keops, de las que una ha sido rescatada y se expone en una sala especial habilitada junto a su pirámide, mientras que los restos de otras dos fueron saqueados y la quinta aún no se ha recuperado.

La primera barca fue descubierta en 1954 y su restauración se prolongó por dos décadas; la segunda fue descubierta en 1985, pero su extracción solo comenzó en 2012, después de que se concluyeran los estudios previos.

Expertos conjeturan que las embarcaciones fueron enterradas con el faraón para acompañarlo en su viaje al más allá.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...