#Trump

Cuestionan capacidad mental de Trump para gobernar a Estados Unidos

Cuestionan capacidad mental Trump gobernar Estados Unidos

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Reuters

La historia número uno en Estados Unidos es el debate sobre la salud mental de Donald Trump para ser presidente. Así lo dijo este lunes un conocido comentarista de noticias y lo constatan los titulares de las cadenas de televisión, las conversaciones radiofónicas y los periódicos más importantes del país.

La principal consecuencia de la salida del libro “Fuego y Furia”, del periodista Michael Wolff, y sus revelaciones, no fue el divorcio entre Bannon y Trump, ni tampoco las reacciones de los distintos personajes a favor y en contra del Presidente, sino el hecho de que lo descrito en la publicación abrió un debate público sobre la salud mental de Donald Trump.

Ahora se ha dado a conocer, que el 5 y 6 de diciembre, más de una docena de legisladores demócratas y un senador republicano, invitaron al capitolio a la Doctora Bandy X. Lee, una prestigiada psiquiatra de la Universidad de Yale, con quien sostuvieron dos días de discusiones sobre la salud mental de Trump.

La doctora ya había editado un desplegado, firmado por 27 de sus colegas titulado “El Peligroso Caso de Donald Trump”, que fue publicado en algunos periódicos de Estados Unidos hace meses.

Pero en la reunión con legisladores, la psiquiatra aseguro que ella y sus colegas sentían que la intensidad y el tono de los tuits recientes del presidente “indicaban que se estaba despedazando de estrés. “Trump se va a poner peor y se tornará incontenible por las presiones de la presidencia”, dijo la doctora, y agregó: “Cuando está bajo estrés, ha mostrado que se pone en modo de ataque y parece recurrir a la violencia cuando se siente amenazado o impotente de alguna forma. Utiliza la violencia para renovar su sentido de poder y eso es de gran preocupación”, aseveró.

En los medios de Estados Unidos, las discusiones sobre la salud mental de Trump van acompañadas de la posibilidad de ejecutar la 25 enmienda constitucional, que contempla que el presidente pueda ser destituido y reemplazado por el vicepresidente, si más de la mitad del gabinete considera que el mandatario es incapaz para desempeñar sus funciones y vota en favor de la destitución.

El total de los miembros del gabinete es de 15, por lo que 8 votos serían suficientes para que ello ocurriera.

Si bien la discusión sobre la enmienda 25 y la salud mental de Trump, surgieron como producto de las revelaciones del libro de Wolff, se exacerbaron aún más con los tuits del presidente amenazando al líder norcoreano de tener un botón nuclear más grande y funcional que el suyo y otro donde Trump se autocalificó de ser un muy estable genio.

En esta historia hay varias cuestiones inéditas. Nunca antes se había discutido públicamente la enmienda 25 constitucional para destituir a un presidente, nunca antes se había cuestionado abiertamente su salud mental y nunca antes un presidente había intentado impedir la publicación de un libro.

Algunos analistas aceptan que el libro tiene algunas inconsistencias y puede contener rumores o exageraciones, pero la circunstancia no escapa a una paradoja: Un texto que ha sido tachado por la Casa Blanca de estar plagado de noticias falsas, ha abierto como nada antes la discusión del relevo de Trump, un presidente que se ha valido del recurso de noticias falsas, para llegar y mantenerse en la presidencia.

Con información de Ariel Moutsatsos.

FJMM

CARGANDO...