Sessions iría contra Hillary Clinton por venderle uranio a Rusia

Sessions iría contra Hillary Clinton por venderle uranio a Rusia

La exsecretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton (Reuters)

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, prometió este martes que tomará pronto una decisión sobre si debe investigarse a la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, por unas polémicas donaciones que recibió su Fundación y un trato con Rusia para la venta de uranio, entre otros asuntos.

En una audiencia en el comité judicial de la Cámara de Representantes, Sessions habló por primera vez de la posibilidad de nombrar a un fiscal especial para investigar a Clinton, algo que algunos legisladores republicanos y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han pedido en numerosas ocasiones.

El presidente del Comité Judicial, el republicano Bob Goodlatte, reiteró a Sessions sus peticiones para que abra una investigación sobre diferentes asuntos relacionados con Clinton y le preguntó: “¿Tengo la certeza de que estos asuntos procederán de manera justa y expedita?”.

“Sí, señor presidente, y puede estar seguro de que se realizará sin influencia política y se llevará a cabo de la manera correcta y adecuada”, respondió Sessions.

De esa forma, el fiscal general prometió que las presiones de Trump no tendrán ningún peso especial en la decisión que tome sobre Clinton, a pesar de que el presidente ha amenazado con despedirlo y ha arremetido en numerosas ocasiones contra él por permitir que avance la investigación sobre la trama rusa.

“No he sido influenciado indebidamente y no estaré indebidamente influenciado”, destacó Sessions. Además, en respuesta a preguntas de la oposición demócrata, Sessions aseguró que no ayudará a Trump a tomar represalias contra sus enemigos políticos y, en ese sentido, destacó:

“El Departamento de Justicia nunca puede ser utilizado para tomar represalias políticas contra oponentes y eso sería incorrecto”. Medios locales revelaron este lunes que Sessions valora designar un fiscal especial para investigar a Clinton por irregularidades en la Fundación que lleva su apellido y por un controvertido acuerdo de venta a Rusia de la empresa de uranio Uranium One, que Estados Unidos firmó en 2010, cuando Clinton era secretaria de Estado.

En concreto, los republicanos quieren que se investigue si Clinton pudo tomar decisiones influidas por donaciones extranjeras a su Fundación cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Han puesto especial énfasis en la venta a Rusia de la empresa canadiense Uranium One porque, como controlaba un quinto de la producción de uranio en EE.UU., la oferta rusa para comprar la compañía tuvo que ser revisada por una comisión de altos funcionarios, entre ellos Clinton.

En paralelo a este proceso, la Fundación Clinton recibió millones de dólares en donaciones de personas con intereses en Uranium One. En enero, durante su audiencia de confirmación en el cargo como fiscal general, Sessions se comprometió a inhibirse de cualquier futura investigación a Clinton debido a los estrechos lazos que mantuvo con la campaña de Trump, quien en sus mítines prometía que metería en prisión a su rival.

Durante la campaña, Trump prometió que haría que su fiscal general designara a un fiscal especial para investigar a Clinton por las polémicas donaciones a su Fundación y por el uso que hizo de un servidor de correo electrónico privado para tratar asuntos oficiales cuando encabezaba la diplomacia estadounidense.

Con información de EFE

HVI

comentarios
CARGANDO...