#DACA

Funcionario: Casa Blanca revelará en semanas su posición para reemplazo de DACA

Marc Short, director de asuntos legislativos de la Casa Blanca

Marc Short, director de asuntos legislativos de la Casa Blanca. (AP, archivo)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no prevé exigir al Congreso que una futura ley para proteger a los dreamers, jóvenes indocumentados beneficiarios del programa DACA, incluya necesariamente fondos para la construcción del muro en la frontera con México, según adelantó este martes uno de sus asesores.

“Estamos interesados en tener seguridad en la frontera y el presidente se ha comprometido con el pueblo estadounidense a que un muro es importante para esa seguridad”, explicó el director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, Marc Short, en un desayuno con periodistas en Washington.

“Sea eso o no parte de la ecuación de DACA u otro vehículo legislativo, no quiero atarnos a una idea que haría imposible una conclusión sobre DACA”, agregó Short.

Sin embargo, Short matizó que esa intención de Trump de no insistir en ligar la financiación del muro a una futura ley sobre DACA no significa que el mandatario esté renunciando a su promesa de campaña de construir una barrera fronteriza con México.

Añadió que la Casa Blanca revelará en las próximas semanas su propuesta para reemplazar el llamado programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

Trump cree que “se necesita una estructura física” en esa frontera, “y si eso es parte de un paquete (legislativo) sobre DACA u otro paquete, no prejuzgaré eso hoy, pero él está comprometido a construir ese muro”, subrayó.

La semana pasada, el Gobierno de Trump anunció el fin de DACA, pero la suspensión del programa no entrará en vigor hasta el 5 de marzo de 2018, periodo en el que el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio en Estados Unidos, debe encontrar una solución para regularizar la situación de los jóvenes dreamers.

Gracias a DACA, 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su deportación, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Tanto la Casa Blanca como el propio Trump han dejado claro que no se tomará ninguna medida contra los beneficiarios de DACA en los seis meses dados al Congreso para buscar una alternativa legislativa a ese programa, promulgado en 2012 por el entonces presidente estadounidense, Barack Obama.

Además, la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aseguró que Trump estaría dispuesto a firmar el “Dream Act”, un proyecto de ley para regularizar la situación de los dreamers.

El Congreso se encuentra actualmente dividido entre los demócratas, unidos para regularizar la situación de los dreamers, y la mayoría de los republicanos, que condicionan su ayuda a la obtención de fondos para reforzar la seguridad en la frontera.

Con información de EFE y Reuters

 

AAE

CARGANDO...