Reino Unido al completo es ‘una fuerza imparable’, dice Theresa May

Nicola Sturgeon, ministra principal del gobierno de Escocia y Theresa May, primera ministra de Reino Unido. (Reuters)

Nicola Sturgeon, ministra principal del gobierno de Escocia y Theresa May, primera ministra de Reino Unido. (Reuters)

La primera ministra británica, Theresa May, dijo este lunes que el Reino Unido al completo, con la unión de todas sus naciones, es “una fuerza imparable”, en un último llamado a la unidad del país antes de activar el miércoles la negociación con Bruselas para la salida de la Unión Europea (UE).

May prometió además “respetar y reforzar” las autonomías británicas después del Brexit, en un discurso en una oficina del ministerio de Cooperación Internacional en la localidad escocesa de East Kilbride.

La líder conservadora se reunió después con la ministra principal del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, en la primera cita entre ambas desde que la política independentista anunciase el 13 de marzo su intención de promover un segundo referéndum de independencia para Escocia.

Según Downing Street, la reunión versó sobre la inminente activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que dará inicio a dos años de conversaciones para que el Reino Unido abandone el bloque comunitario.

May argumentó en su discurso que “la gran unión” de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte es “una fuerza imparable” y dijo que, cuando estas cuatro naciones se lo proponen, “no hay límite” a lo que se puede conseguir.

Insistió en que, en las negociaciones con la Comisión Europea, tendrá como prioridad “construir una nación más unida”, tras quejas por parte de las autonomías de que el Gobierno central no atiende a sus intereses de cara al Brexit.

“Una nación más unida significa trabajar activamente para unir a las personas y las comunidades, promoviendo políticas que apoyen la integración y la cohesión social”, afirmó.

“En Escocia, Gales e Irlanda del Norte, esto significa respetar totalmente y, de hecho, reforzar los pactos autonómicos”, aseveró, sin concretar si Londres podría transferir más competencias a las regiones cuando salga de la UE.

Nunca dejaremos que nuestra Unión se afloje o se debilite, ni que nuestra gente se disperse”, declaró la primera ministra.

“Por eso, en esas áreas en que el Gobierno británico tiene responsabilidad, estoy decidida a poner los intereses de la Unión, tanto de las partes como de su conjunto, en el centro de nuestra toma de decisiones”, añadió.

La reunión entre May y Sturgeon se produce un día antes de que el Parlamento de Edimburgo previsiblemente apruebe una moción que autorizará al Gobierno escocés a iniciar contactos con el británico para convocar un nuevo plebiscito secesionista entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019.

El pasado día 13, Sturgeon anunció que promovería esta consulta -la segunda desde que los independentistas perdieron una primera en 2014 por un 10 % de votos de diferencia- por considerar que el Gobierno de May no defiende los intereses de Escocia, que desea quedarse en el mercado único tras votar por la permanencia en la UE en el plebiscito británico del 23 de junio.

La primera ministra conservadora ya ha dicho que “ahora no es el momento” de celebrar un segundo referéndum y el ministro británico para Escocia ha precisado que se rechazará la petición de Sturgeon.

May prevé hacer una comparecencia en la Cámara de los Comunes el próximo miércoles para comunicar que ya ha activado el artículo 50 del Tratado de Lisboa, tras obtener el 14 de marzo autorización parlamentaria para llevar a cabo el “divorcio” con Bruselas.

El Gobierno publicará además el jueves el proyecto de ley de la Gran Abrogación, con el que quedará derogada la ley de Comunidades Europeas de 1972 y se transferirá al derecho británico, con posibilidad de excepciones y enmiendas, la legislación comunitaria vigente en el Reino Unido.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...