Dos niños mueren por calor al quedar encerrados en un auto en Dallas

día soleado, altas temperaturas, calor,

La temperatura era de unos 36 grados centígrados cuando la madre encontró inconscientes a los niños dentro del vehículo cerrado. (Getty Images/archivo)

Dos niños pequeños murieron por exceso de calor al quedar encerrados dentro de un automóvil en la comunidad de Weatherford, al oeste de la zona metropolitana de Dallas-Fort Worth, informaron las autoridades.

Los pequeños fueron identificados como un niño de 16 meses de edad y una niña de dos años, según un comunicado de prensa del Departamento del Sheriff del Condado de Parker.

La madre de los niños los encontró inconscientes dentro del vehículo cerrado alrededor de las 16:00 hora local del viernes.

Según la oficina del sheriff, la madre de los niños dijo que ella había estado vigilando a sus hijos periódicamente, cuando jugaban en un cuarto trasero.

Sin embargo, a eso de las 16:00 horas ya no los encontró. Después de buscar en la casa y en la propiedad, ella le dijo a las autoridades que descubrió a sus dos hijos, que al parecer estaban encerrados dentro del automóvil en el asiento delantero.

La madre rompió una ventana para tener acceso al vehículo, indicó el comunicado de prensa. Los niños fueron declarados muertos en el lugar.

La temperatura en el momento en el lugar era de unos 36 grados centigrados, el día más cálido del año en el área, según el Servicio Meteorológico Nacional.

“Este caso está en las primeras etapas de la investigación”, dijo el sheriff Larry Fowler en el comunicado de prensa. “Cualquier comentario sobre este caso en este momento sería una suposición hasta que todos los hechos sean reunidos”.

Desde 1990 y hasta este viernes, Texas ha registrado 121 muertes relacionadas con niños dejados dentro de automóviles cerrados, más que cualquier otro estado en la nación, según KidsandCars.org un sitio que monitorea este tipo de tragedias.

Este año, ocho niños han muerto en todo el país después de quedar en vehículos. De éstos, tres han estado en el norte de Texas, incluyendo los dos de este viernes en el condado de Parker.

 

RAMG

 

comentarios
CARGANDO...