#Trump

Donald Trump y su personalidad, hablan los expertos

Donald Trump ha gobernado sólo mediante la firma de órdenes ejecutivas (Getty Images)

Donald Trump ha gobernado sólo mediante la firma de órdenes ejecutivas, pero el Congreso puede frenarlo, de acuerdo con especialistas. (Getty Images, archivo)

De negociador, empresario y loco, Donald Trump tiene un poco. De acuerdo con el psiquiatra Mariano Barragán, el presidente de Estados Unidos “tiene un desequilibrio emocional muy importante”; para el empresario Carlos Gómez y Gómez, al hombre de negocios se le enfrenta siendo fuerte; la especialista en negociación Mara Hernández afirma que lo más peligroso de Trump es que no es empático y es un apostador.

En la mesa de debate de Despierta con Loret, Mariano Barragán explicó que Donald Trump “tiene un desequilibrio emocional muy importante, es extremadamente narcisista, eso lo aísla internamente, porque cree que es poseedor de la verdad”. Destacó que, por esa personalidad, Trump “necesita construir barreras para todo lo que sea diferente”.

Tiene un desequilibrio emocional muy importante, es extremadamente narcisista, eso lo aísla internamente, porque cree que es poseedor de la verdad”

Además, dijo, “la mentira es su arma principal” y “ataca porque cree que es la manera de defenderse”.

Para Mariano Barragán, Donald Trump es “un hombre que sufre mucho, porque el sufrimiento te lleva a aislarte de esa forma”.

De acuerdo con Carlos Gómez, es necesario leer a Donald Trump para entenderlo. Destacó que el empresario estadounidense afirma que “para conocer a sus adversarios, le gusta provocarlos y dice que si son débiles, los aplasta, pero si son fuertes, negocia”.

Estamos en una carretera con precipicios muy profundos, debemos ser muy pacientes, estar unidos, va a tomar tiempo y el presidente se va a topar contra un verdadero muro”

Subrayó que ante Trump es necesario unirse y ser claros de que las negociaciones con él van a tardar mucho tiempo. “Estamos en una carretera con precipicios muy profundos, debemos ser muy pacientes, estar unidos, va a tomar tiempo y el presidente se va a topar contra un verdadero muro.”

Gómez destacó que México tiene una ventaja en las instituciones democráticas de Estados Unidos. “Hasta ahora ha gobernado sólo con órdenes ejecutivas, como un dictador en el país más democrático del mundo, pero se va a topar con las instituciones”.

Para el empresario mexicano, Trump es un hombre exitoso en sus negocios y detectó el hartazgo de algunos sectores de la población estadounidense y aprovechó ese estado de ánimo para ganar. “Se hizo solo, encontrando oportunidades, es extraordinariamente inteligente, lo más grave que ha provocado es la división.”

Mara Hernández, profesora de negociación del CIDE, señala que Donald Trump es un hombre extrovertido, parece ser flexible y está dispuesto a experimentar, pero “da bandazos, lo cual vemos, por ejemplo, en la promesa de campaña. Identificó la necesidad de prometer un muro, porque ese mensaje quería que llegara a los electores que tienen fobia a lo diferente, supo cómo atraer el voto con esa figura, pero ahora no sabe cómo financiarlo”. Es probable, sostuvo, “que esa idea del muro se diluya a través del tiempo, si se perfila como una catástrofe, y encuentre otro foco para llamar la atención”.

Identificó la necesidad de prometer un muro, porque ese mensaje quería que llegara a los electores que tienen fobia a lo diferente, supo cómo atraer el voto con esa figura, pero ahora no sabe cómo financiarlo”

Sin embargo, dijo, “aunque es pragmático, es apostador y esa característica genera incertidumbre”.

Otra característica negativa de Trump, de acuerdo con Mara Hernández, es que le falta empatía y “debemos estar preparados, porque los desastres humanitarios le van a importar un cacahuate”.

Ante una personalidad así, Carlos Gómez propone que México busque “mantener la inversión extranjera e interna para seguir creciendo”.

Urgió al gobierno a tomar acciones y no sólo esperar a que llegue la inversión. “Creo que nos conviene mantener la relación comercial con Estados Unidos, pero debemos buscar que la inversión extranjera siga viniendo al país. También falta mucho para repatriar capitales y crear empleos.”

Para Mariano Barragán, lo mejor que México puede hacer ante Trump es “lidiar con nuestro miedo, no con Trump. Él se caracteriza por intimidar, pero si no nos intimida, el arma no cuenta, si tú te sientes invulnerable, el resultado final es que no pasa nada”.

Mara Hernández aconsejó: “Tenemos que confiar en lo que somos y lo que tenemos”.

CARGANDO...