Disturbios dejan decenas de detenidos y heridos en Georgia

(Twitter@JCAguirreR)

(Twitter@JCAguirreR)

Varias decenas de manifestantes, entre ellos policías, resultaron heridos y otros tantos fueron detenidos en los disturbios que estallaron la noche de este sábado en la ciudad georgiana de Batumi.

“La Policía controla plenamente la situación, han sido detenidas unas 40 personas que participaron en los disturbios, estamos buscando al resto. No quedarán sin castigo”, dijo Gueorgui Mgebrishvili, ministro del Interior, a la prensa.

Ante la gravedad de los enfrentamientos, que tachó de “inaceptables”, el ministro se desplazó a la ciudad, capital de la república de Adzharia que se encuentra a unos 380 kilómetros de Tiflis.

Según el Ministerio de Sanidad, una treintena de personas fue hospitalizada, entre ellos 15 policías, aunque la mayoría ya fue dada de alta.

Los disturbios estallaron después de que la policía local detuvo a seis personas por negarse a pagar una multa tras infringir las reglas de tráfico, lo que despertó la ira de sus familiares, que cerraron la calle principal de la ciudad.

Se les unieron representantes de la oposición y entonces estallaron los disturbios, durante los que centenares de manifestantes volcaron coches de la Policía, lanzaron piedras a los agentes y rompieron numerosas vitrinas.

También intentaron asaltar la mayor comisaría local tras demandar, infructuosamente, la dimisión del jefe de la Policía, pero los efectivos antidisturbios se lo impidieron con balas de goma y gas lacrimógeno.

“Las fuerzas especiales actuaron de manera muy profesional, el orden público ha sido restablecido”, explicó Leván Koberidze, diputado del partido gobernante Sueño Georgiano.

Las autoridades decidieron poner en libertad a los detenidos para rebajar la tensión, pero advirtieron que sus infracciones no quedarán impunes.

Activistas de derechos humanos locales advierten que las autoridades de Tiflis prestan escasa atención a los problemas de Adzharia, al tiempo que tacharon de “injusta” e “ilegal” la detención de los conductores.

Mientras, el presidente del país, Gueorgui Margvelashvili, llamó a la calma y a investigar lo sucedido, aunque admitió que los manifestantes podrían tener motivos para protestar y pidió a las autoridades que respeten la libertad de expresión de los ciudadanos.

Tiflis ha logrado hasta ahora frenar las ansias separatistas de la república autónoma de Adzharia, al contrario que en Osetia del Sur y Abjasia, que lograron su independencia con el apoyo y reconocimiento de Rusia.

Con información de EFE

LHE

comentarios
CARGANDO...