#Trump

Discurso de Trump cambió el tono, pero no el contenido, según especialistas

Roy Campos y Javier Tello en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Roy Campos y Javier Tello en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

La mayoría de los estadounidenses (78%), de acuerdo con encuestas, aprobó el discurso de Donald Trump ante el Congreso de Estados Unidos. De acuerdo con Roy Campos, fundador de Consulta Mitofsky, esto significa que calificaron el contenido, no el tono.

En la mesa de Despierta con Loret, el analista Javier Tello destacó que los números de las encuestas son más preocupantes, “porque el contenido no cambió, lo que cambió fue la presentación, pero vende lo mismo de siempre”.

Campos subrayó que, además, quedó demostrado que no habrá contrapeso a Trump en el Congreso, que aplaudió 96 veces las palabras del presidente estadounidense. De acuerdo con Javier Tello, “la sonrisa de Mike Pence y Paul Ryan fue permanente y gigantesca, ofensiva”.

En este discurso, coincidieron, se notó mayor disciplina, se vio un hombre que ya se asumió como presidente, pero ahora “tiene que mantener disciplina”. Es probable que, si se dan cuenta del éxito del tono, tendrán “que quitarle el celular”, afirmaron.

También, dijeron, el resultado de este primer discurso “tendrá un efecto positivo en Trump de manera temporal”.

Para Javier Tello, ahora se vio a “un tipo que es presidente, le dio al Partido Republicano lo que quería”. Además, en el discurso “no vi a Stephen Bannon presente, él no lo escribió, las ideas son las mismas, pero el tono es profesional, presidencial”.

Sin embargo, acotó Roy Campos, “la ideología sigue siendo nacionalista. Su visión global es chiquitita, no le importa el mundo, él es presidente de Estados Unidos”. De acuerdo con Tello, aunque los presidentes de Estados Unidos son llamados “líderes del mundo libre”, Trump ha dado muestras de que “no está dispuesto a pagar por mantener ese título”.

Tanto Javier Tello como Roy Campos coincidieron en que Donald Trump “no abrió la puerta a una reforma migratoria, sino que restringirá la migración con criterios que no son históricos”, porque no se apegará a temas laborales, sino que podrá entrar el que lleve dinero. “Es como una trampa”, advirtió Roy Campos, porque pedirá que salgan los migrantes y se anoten en una lista, para poder perseguirlos.

Aseguraron que Trump tiene intenciones de reelegirse, por lo que está asegurándose al público republicano y acercándose a la base del voto demócrata que no fue tomado en cuenta por Hillary Clinton.

Para Roy Campos, si los demócratas quieren contrarrestar a Donald Trump, “tienen que estar muy cerca de los medios que no están de acuerdo con el presidente de Estados Unidos”. Defendió que “el partido y el proyecto demócrata ya no lo compra nadie, tienen que ofrecer alternativas y tienen que diseñar una estrategia comercial, migratoria, que les devuelva los votos”.

Mientras, Trump piensa y genera la estrategia para asegurarse un periodo de ocho años en la Casa Blanca, sin cambiar sus intenciones sobre México, con mayor poder.

 

 

tfo

CARGANDO...