Difunden imágenes del daño causado por ‘la madre de todas las bombas’ en Afganistán

El distrito de Achin de la provincia de Nangarhar quedó en ruinas tras la “madre de todas las bombas” (Foto: dailymail.co.uk)

El distrito de Achin de la provincia de Nangarhar quedó en ruinas tras la “madre de todas las bombas” (Foto: dailymail.co.uk)

Los efectos por la explosión de la “Madre de todas las bombas” (MOAB) en Nangarhar, Afganistán, no se han informado a detalle por las restricciones de los militares de Estados Unidos.

De acuerdo a imágenes satelitales de alta resolución capturadas 15 horas después del impacto, se ha realizado una evaluación de los efectos del explosivo.

Después de las 19:30 horas, hora local, el 13 de abril de 2017, el Ejército de Estados Unidos lanzó la bomba no nuclear más grande jamás usada en combate, conocida como la Explosión de Aire Masivo (MOAB). Las imágenes de alta resolución de satélite mostraron que, aunque la explosión no creó un cráter significativo en el suelo, la destrucción fue absoluta en árboles, a 650 metros al suroeste del centro de la aldea de Asadkhel y cerca de los pueblos de Tangai y Lansai Ahmad.

Estos pueblos se localizan en la entrada al valle de Mahmand, en el distrito de Achin en Nangarhar, Afganistán.Hay señales de destrucción para la agricultura y los árboles en las inmediaciones de la explosión.

La destrucción fue absoluta en árboles al suroeste de la aldea de Asadkhel, Afganistán (Foto: businessinsider.com)
La destrucción fue absoluta en árboles al suroeste de la aldea de Asadkhel, Afganistán (Foto: businessinsider.com)

La destrucción fue absoluta en árboles al suroeste de la aldea de Asadkhel, Afganistán (Foto: businessinsider.com)

Los daños a los compuestos y edificios se pueden observar más lejos del sitio de la explosión, pero no está claro si este daño fue causado por este ataque en particular.

El MOAB al explotar generó llamas y las ondas de choque fueron horizontalmente, en lugar de verticalmente. El efecto ocasionó el derribar árboles, edificios y otras infraestructuras, además de colapsar entradas de cuevas e instalaciones subterráneas, de acuerdo a los informes militares se indica que la explosión tuvo un alcance efectivo de aproximadamente un kilómetro.

El objetivo de la bomba fue destruir túneles y cuevas que actualmente están siendo utilizados por los militantes del Estado Islámico que operan en la zona. El 15 de abril, el Ministerio de Defensa de Afganistán informó la muerte de 94 militantes, entre ellos cuatro comandantes principales y que no hubo civiles muertos.

Fuerzas Especiales afganas inspeccionan dentro de una cueva que fue utilizada por militantes del EI en el sitio donde hizo explosión la "madre de todas las bombas" (Reuters)
Fuerzas Especiales afganas inspeccionan dentro de una cueva que fue utilizada por militantes del EI en el sitio donde hizo explosión la “madre de todas las bombas” (Reuters)

Fuerzas Especiales afganas inspeccionan dentro de una cueva que fue utilizada por militantes del EI en el sitio donde hizo explosión la "madre de todas las bombas" (Reuters)

El ex presidente afgano Hamid Karzai criticó a los gobiernos afgano y estadounidense por el ataque.

Al dirigirse a una reunión en la capital, Kabul, Karzai dijo que permitir que Estados Unidos realizara el bombardeo fue una “traición nacional” y un insulto a Afganistán.

La oficina del actual presidente Ashraf Ghani dijo que había una “estrecha coordinación” entre el ejército estadounidense y el gobierno afgano en la operación, y que tenían cuidado de prevenir cualquier víctima civil.

El presidente Donald Trump llamó al ataque “una misión muy, muy exitosa y algunos residentes afganos han dado la bienvenida a la explosión e incluso han pedido más”.

Una combinación de imágenes fijas muestra la explosión de la "madre de todas las bombas" en Agfanistán (Reuters)
Una combinación de imágenes fijas muestra la explosión de la “madre de todas las bombas” en Agfanistán (Reuters)

Una combinación de imágenes fijas muestra la explosión de la "madre de todas las bombas" en Agfanistán (Reuters)

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, el general John Nicholson, dijo que el ataque fue diseñado para minimizar el riesgo de que las fuerzas afganas y estadounidenses realicen operaciones de limpieza en la zona mientras maximizan la destrucción de los combatientes e instalaciones de ISIS-K.

El MOAB estaba disponible para el gobierno de Obama durante los dos mandatos del ex presidente, pero nunca lo desplegó en combate.

(Con información de dailymail.co.uk y businessinsider.com)

HVI

CARGANDO...