Detienen a migrante por violencia doméstica, tras ser liberado lo deportan a México

Tras cuatro días de permanecer en el Centro de Detención de Adelanto, en California, Isael fue deportado a Tijuana. (Noticieros Televisa)

Tras cuatro días de permanecer en el Centro de Detención de Adelanto, en California, Isael fue deportado a Tijuana. (Noticieros Televisa)

Isael Pérez fue detenido afuera de su casa, el 29 de enero pasado, en Fontana, California.

“Me detuvieron por discutir con mi esposa en la calle. La vecina pensó que estábamos discutiendo, como peleando en lugar de estar discutiendo… como estábamos hablando fuerte… ella le habló a la Policía”, narró Isael.

“Me sacaron fotos a mí, me pidieron los papeles y no tenía papeles. Me sacaron peor que a un delincuente: Esposado de atrás, esposado de los pies, a empujones”, detalló.

Aseguró que lo llevaron a la cárcel del condado de West Valley, en California, y el 9 de febrero quedó a disposición de un juez, quien le impuso un castigo de 12 días de limpieza en el freeway, una multa de 550 dólares y 52 semanas de terapia sobre violencia doméstica.

Isael pensó que permanecería en Estados Unidos cumpliendo su castigo, pero al salir del juzgado fue detenido nuevamente.

“Después de que fui a la Corte, me dijeron ‘estás libre’. Salí… y ahí en la puerta estaba Inmigración. Me dijeron ‘contra la pared’, ya me puse contra la pared”, relató.

“Me dijeron… somos del Departamento de Migración, te estamos arrestando por haber entrado a este país ilegalmente”, apuntó.

“Me tomaron huellas de todo… fotos, firmas, más huellas. Me llevaron a la cárcel”, comentó.

Valeria Ruiz, de la Casa del Migrante en Tijuana, Baja California, dijo que existen diferentes violaciones a los derechos de los migrantes, “desde alimentación no adecuada, falta de alimentos, las condiciones en las que vienen encarcelados, encadenados, igual cómo los tratan, la falta de información”.

Tras cuatro días de permanecer en el “Centro de Detención de Adelanto”, ubicado en California, Isael fue deportado por la puerta de El Chaparral, en Tijuana, Baja California, y llegó al albergue Casa del Migrante.

“Estábamos trabajando con un 70% de población extranjera, es decir haitianos, africanos y el otro 30% eran mexicanos deportados. Ahorita ese número acaba de invertirse. Regresamos de nuevo a un 60% deportados y un 40% migrantes extranjeros”, subrayó.

Después de 17 años de vivir y trabajar en Estados Unidos, el sueño americano se acabó para Isael.

Su esposa, que se quedó con sus tres hijos menores, le compró un vuelo para llegar a la Ciudad de México, el miércoles.

De la capital mexicana partirá a su natal Hidalgo, donde volverá a ver a su madre después de años.

 

Con información de Sarahí Méndez.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...