Detienen a cuatro personas durante protestas en Corea del Sur

Los simpatizantes de Park fueron los que protagonizaron algunos episodios violentos y cuatro de ellos fueron detenidos. (AP)

Los simpatizantes de Park fueron los que protagonizaron algunos episodios violentos y cuatro de ellos fueron detenidos. (AP)

Los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes continuaron hoy en Seúl, Corea del Sur, y al menos cuatro personas fueran detenidas después de confirmarse una tercera muerte por los disturbios de la víspera a raíz de la destitución de la presidenta surcoreana, Park Geun-hye.

En el centro de la capital, grupos de simpatizantes de la ya expresidenta protagonizaron escenas violentas y lanzaron extintores contra la policía en protesta por la histórica decisión del Tribunal Constitucional que acabó por unanimidad con el mandato de Park.

La máxima instancia judicial del país autorizó ayer la decisión aprobada por el Parlamento el pasado diciembre de destituir a la conservadora presidenta por su vinculación con una sonada trama de corrupción, que generó una profunda indignación en la sociedad surcoreana.

Miles de manifestantes a favor y en contra de la decisión volvieron hoy a concentrarse en el centro de la capital rodeados de un fuerte despliegue policial que les impedía acercarse a menos de dos kilómetros.

Los simpatizantes de Park fueron los que protagonizaron algunos episodios violentos y cuatro de ellos fueron detenidos, según informó la policía a la agencia Yonhap.

Las fuerzas de seguridad confirmaron además que una tercera persona falleció hoy tras resultar herido este viernes durante las protestas por la destitución de la presidenta.

El tercer fallecido, que fue identificado como un hombre de 74 años, murió en un hospital de Seúl a primera hora de la mañana después de haber sido ingresado inconsciente el día anterior tras participar en un enfrentamiento con la policía durante una manifestación.

Los otros dos fallecidos son dos hombres de 60 y 72 años.

La fiscalía considera a Park sospechosa de confabularse con su amiga Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina”, para extorsionar a grandes empresas.

Tras su destitución, Corea del Sur está obligada a celebrar elecciones presidenciales en un plazo inferior a 60 días, lapso durante el cual el ex primer ministro Hwang Kyo-ahn seguirá ejerciendo como presidente en funciones.

El presidente en funciones ofreció una rueda de prensa este viernes en la que instó al pueblo surcoreano a aceptar el veredicto y a dejar de lado el ambiente de fractura nacional que se ha respirado estos últimos meses.

 

Con información de EFE.

 

RMT

CARGANDO...