Detienen a banda de grafiteros del Metro; cuatro son europeos

Metro, graffiti, metro doctores, ssp, Alemania, Suecia, mexicanos

Cuatro de los detenidos son europeos. (Archivo)

Las cámaras de seguridad del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) captaron el momento en el que cuatro hombres ingresaron por uno de los respiraderos de la estación Doctores, a las 03:33 horas.

Los sujetos habían roto la rejilla metálica. Algunos usaban chalecos reflejantes para confundirse con personal de Servicio, otros traían ropa oscura.

El personal de Seguridad del Metro fue alertado del ingreso de los grafiteros que comenzaban a pintar el vagón de un tren estacionado en una vía secundaria, entre las estaciones Obrera y Doctores de la Línea 8.

En las imágenes se muestra la movilización policiaca. Se observa a policías y personal de Seguridad del Metro correr entre las vías y después caminar, con los detenidos, hacia los andenes.

A las 03:42 horas, cuatro sujetos fueron asegurados. Minutos más tarde, a las 04:13, otra cámara registra dos detenciones más que se hicieron en el exterior del Metro.

Jorge Gaviño, director general del Metro, informó que en el interior se detuvieron a cuatro personas: Dos alemanes, dos suecos y una mexicana, y en el exterior aseguraron a otro mexicano.

Gaviño detalló que una de las cuatro personas había sido detenida hace unos meses por pintar un tren.

Los cuatro hombres ingresaron por una escalera plegable hecha de madera y cuerdas que ataron en la parte externa del respiradero del Metro.

Los detenidos son los alemanes Grundig Florián, de 28 años de edad, y Elton Hinz, de 23; los suecos se llaman Gert Simón Thure Valentín, de 23 años, y Johan Kritoffer, de 28.

Además de los mexicanos Johana Medina Sosa y Fernando Romero Morales, ambos de 20 años de edad.

Se les aseguraron pasaportes, cámaras fotográficas, una escalera plegable y bolsas con botes de pintura en aerosol.

Información de Inteligencia Policial reportó que el alemán Elton Hinz fue detenido y sentenciado a nueve meses de prisión en Singapur, también por grafitear un tren.

Florian Gründig, también de nacionalidad alemana, tiene una situación migratoria irregular.

De acuerdo con la ley sueca, el graffiti se castiga con cárcel, con una pena máxima de un año. Sin embargo, en casos graves la pena puede ser de hasta cuatro años y el acusado tiene que pagar los daños causados a terceros.

En Alemania, la aplicación de graffiti en edificios o vehículos sin autorización del propietario es considerado daño material y se sanciona con pena corporal o multa, dependiendo del caso.

En la Ciudad de México, la Ley de Cultura Cívica en el artículo 26 establece el graffiti entre las infracciones contra el entorno urbano y se sanciona con multas que van de 830 a mil 509 pesos o arresto de 13 a 24 horas.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó a las embajadas de Alemania y Suecia la situación de los detenidos.

Se abrió una carpeta de investigación por el delito de daños a la propiedad.

En lo que va del año, el Servicio de Transporte Colectivo Metro ha reportado 21 casos de graffiti a sus vagones.

 

Con información de Elizabeth Mávil.

 

RMT

CARGANDO...