Desvío de recursos en Veracruz también afectó a Servicios Periciales; están rebasados por falta de equipo

El edificio tiene goteras y los especialistas no cuentan con las sustancias que requieren para identificar los miles de cadáveres y restos óseos que han sido localizados en la entidad. (Noticieros Televisa)

El edificio tiene goteras y los especialistas no cuentan con las sustancias que requieren para identificar los miles de cadáveres y restos óseos que han sido localizados en la entidad. (Noticieros Televisa)

Tenemos problemas con las goteras, al edificio no se le ha dado mantenimiento, tenemos 16 años en estas instalaciones, en todas las áreas hay escurrimientos, el agua de las goteras que hay en el edificio se recolecta en cubetas y hieleras”, relató Mario Valencia Hernández, subdirector de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

En estas condiciones se encuentra el edificio de la Dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía de Veracruz. En este lugar se realizan las pruebas de genética a cadáveres y restos óseos para ser identificados.

Peritos, médicos forenses e investigadores carecen de equipo para trabajar.

“Aquí se cuenta con ocho peritos genetistas, ellos cubren todo el estado, a ellos les faltan reactivos, el reactivo es básico, se utilizan tybex, cubre bocas, guantes, googles, todo por la seguridad, mascarillas para gases y no se cuenta con esos materiales”, aseguró Mario Valencia, subdirector de Servicios Periciales de la Fiscalía de Veracruz.

Los laboratorios de química y toxicología no tienen agua ni sustancias para realizar pruebas como la de radizonato de sodio, por lo que se ven obligados a usar químicos caducados.

“Cajas de insumo, lotes de 2014 que ya expiraron, se busca que todavía sirvan”, dijo el subdirector de Servicios Periciales de la Fiscalía de Veracruz.

La mayoría de los equipos que se utilizan son obsoletos, datan de 1999.

El anfiteatro está a su máxima capacidad, tiene almacenados 40 cuerpos que esperan ser identificados.

Debido a estas condiciones, los 20 mil fragmentos óseos que fueron encontrados en las fosas clandestinas de Colinas de Santa Fe se introdujeron en una caja frigorífica, que se encuentra en el exterior y despide olores fétidos por todo el edificio.

Familiares de desaparecidos denunciaron que la administración anterior los engañó con las cuatro mil 500 pruebas de perfiles genéticos que se realizaron.

“Simularon perfiles genéticos de las personas que eran localizadas en fosas comunes, nos presentaban hojas con resultados negativos diciéndonos que era la comparativa de nuestro familiar y que era negativo, y al día de hoy sabemos que eso fue una total farsa”,relató Aracely Salcedo del Colectivo de Familiares Desaparecidos de Veracruz.

El nuevo fiscal del estado, Jorge Winckler, abrió una denuncia por el desvió de recursos federales destinados a la dirección de servicios periciales.

“Es tanta la cantidad de restos óseos para identificar que se requiere no sólo del apoyo nacional, sino internacional para hacerlo de manera ágil”, sostuvo el fiscal general de Veracruz.

Con información de Fátima Monterrosa

LHE

CARGANDO...