Despiden a 54 migrantes mexicanos del Staples Center de Los Angeles

El Staples Center es la casa de los equipos de basquetbol los Lakers y los Clippers y sede de la entrega anual de los Premios Grammy. (Facebook: Staples Center)

El Staples Center es la casa de los equipos de basquetbol los Lakers y los Clippers y sede de la entrega anual de los Premios Grammy. (Facebook: Staples Center)

María Espinosa, migrante mexicana de 60 años de edad, recorre, durante horas, las calles de Long Beach, California, en busca de empleo.

Luego de trabajar 17 años en la cocina del restaurante Levy del estadio Staples Center, en Los Angeles, fue despedida por ser indocumentada.

El endurecimiento de las políticas migratorias aplicadas por el presidente, Donald Trump, le complicaron la vida a María, quien no encuentra trabajo y se vio obligada a dejar el departamento que rentaba; ella y su hija se refugiaron con una amiga.

María y 53 mexicanos más fueron despedidos bajo el argumento de no tener documentos para trabajar de forma legal en Estados Unidos, sin embargo, todos tenían entre 17 y 20 años trabajando en el Staples Center, casa de los equipos de basquetbol los Lakers y los Clippers y sede de la entrega anual de los Premios Grammy.

Juan José Gutiérrez, representante de la organización Vamos Unidos USA, explicó que los trabajadores despedidos “no entregaron, en 72 horas, pruebas contundentes de que son trabajadores legales”, por eso fueron destituidos.

Algunos de los migrantes despedidos fueron contratados cuando se empezó a construir la arena deportiva y otros cuando se inauguró, en agosto de 1999.

“Me parece diferente que hoy, después de trabajar tanto, tanto tiempo 18 años, 19, nos digan que no tenemos papeles, que no eres apto para trabajar en el Staples Center”, comentó Miguel Soriano, migrante mexicano.

Los inconformes denuncian que la empresa aprovechó la vulnerabilidad que viven en este momento, como indocumentados, para correr a los de mayor antigüedad.

Los 54 empleados despedidos del Staples Center, durante años, pagaron impuestos al Gobierno y cuotas mensuales al Sindicato de Trabajadores.

“Estos trabajadores que sirven la comida, los que limpian los pisos, los baños, etc, prestan servicios y están sindicalizados desde siempre… pagaban 50 dólares en cuotas sindicales al mes”, señaló Juan José Gutiérrez.

 

Con información de Fátima Monterrosa.

 

RMT

CARGANDO...