Desigualdad económica y polarización social, riesgos en 2017: WEF

La desigualdad económica, la polarización social y los crecientes peligros medioambientales son las tres tendencias principales que determinarán los avances globales en los próximos 10 años, según el “Informe de Riesgos Globales 2017” del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

En su reporte, la institución internacional consideró que se necesitará acción colaborativa por parte de los dirigentes mundiales para evitar mayores dificultades y volatilidad en la próxima década.

Señaló que en la encuesta anual de este año, casi 750 expertos evaluaron 30 riesgos globales, así como 13 tendencias subyacentes que podrían agravarlos o alterar las interconexiones entre ellos.

Con una creciente desafección política y disrupción en el mundo, como telón de fondo, la encuesta pone de manifiesto tres conclusiones claves: Los patrones persisten; el medio ambiente domina el panorama de riesgos globales y la sociedad no sigue el ritmo del cambio tecnológico.

Respecto al primer punto, el WEF apunta que la desigualdad económica y de la distribución de la riqueza, y la creciente polarización de las sociedades ocupan el primer y tercer lugar respectivamente entre las tendencias subyacentes que determinarán los avances globales en los próximos 10 años.

Asimismo, los riesgos más interconectados según la encuesta de este año son el alto desempleo estructural o subempleo y una profunda inestabilidad social.

Respecto al medio ambiente, señala que el cambio climático ha sido la tendencia subyacente número dos este año.

Además, por primera vez los cinco riesgos medioambientales de la encuesta se han clasificado como de alto riesgo y de alta probabilidad, con los fenómenos meteorológicos extremos emergiendo como principal riesgo global.

Sobre la tercera conclusión, expone que de las 12 tecnologías emergentes analizadas en el informe, los expertos han detectado que la inteligencia artificial y la robótica tienen el mayor potencial para ofrecer beneficios, pero también para provocar efectos negativos, por lo que se hace imprescindible una mejor regulación al respecto.

La directora de competitividad y riesgos globales del Foro Económico Mundial, Margareta Drzeniek-Hanouz, considera que se requiere que los líderes tomen medidas urgentes para identificar formas de superar las diferencias políticas e ideológicas y que trabajen juntos para solucionar problemas críticos.

“El impulso experimentado en 2016 para hacer frente al cambio climático demuestra que esto es posible y nos hace pensar que también podríamos conseguir una acción colectiva a nivel internacional para hacer frente a otros riesgos”, afirma.

Cómo hacer frente a los riesgos más apremiantes del mundo será el tema de discusión en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en 2017, que tendrá lugar del 17 al 20 de enero con el tema “Liderazgo receptivo y responsable”.

TFO/LLc

CARGANDO...