Descubren microbios prehistóricos en cuevas de Chihuahua

Penelope Boston, directora del Instituto de Astrobiología de la NASA, anunció el hallazgo de microbios extraños y prehistóricos en las cuevas de Naica, en Chihuahua.

Penelope Boston, directora del Instituto de Astrobiología de la NASA, anunció el hallazgo de microbios extraños y prehistóricos en las cuevas de Naica, en Chihuahua. (Twitter: @esa/Archivo)

Un grupo de científicos que examina cuevas en México halló vida atrapada en cristales que podría ser de hace 50 mil años.

Penelope Boston, directora del Instituto de Astrobiología de la NASA, anunció este viernes el hallazgo de microbios extraños y prehistóricos en las cuevas de Naica, en el estado de Chihuahua. Su grupo revivió a los microbios inactivos y planea realizarles otros análisis genéticos.

Boston agregó que las criaturas son como máquinas del tiempo y una “vida fantástica”.

De ser confirmado, el descubrimiento sería otro ejemplo de la manera en que los microbios pueden sobrevivir en condiciones extremadamente hostiles en la Tierra.

El sistema de cuevas mexicano en que los microbios fueron encontrados es espectacular, pero tan caliente que se le conoce como un lugar sacado de un cuento de hadas y a la vez un infierno.

Si bien fue presentado en una conferencia sobre ciencias y fue el resultado de nueve años de trabajo, el hallazgo no ha sido publicado en una revista científica ni ha sido analizado detenidamente. Boston planea realizarles otros análisis genéticos a los microbios que ella revivió tanto en el laboratorio como en el lugar donde fueron hallados.

Las formas de vida -40 cepas diferentes de microbios e incluso algunos virus- son tan extrañas que sus parientes más cercanos son 10% diferentes genéticamente. Eso convierte a sus parientes más cercanos en algo todavía muy lejano, tanto como estamos los humanos de los hongos, explicó Boston.

Las grutas de Naica -una mina de plomo y cinc abandonada- tienen una profundidad de 800 metros (media milla).

Antes de que una compañía minera realizara las perforaciones, las grutas habían estado completamente desconectadas del mundo exterior. Algunas eran tan grandes como catedrales con cristales que cubrían los muros de hierro. También estaban tan calientes que los científicos tuvieron que vestir versiones económicas de trajes espaciales -para evitar la contaminación con la vida exterior- y llevaban bolsas de hielo por todo su cuerpo.

Boston agregó que el grupo sólo podía trabajar por periodos de 20 minutos antes de meterse a una bóveda “fresca” que se encontraba a unos 38 grados Celsius (100 grados Fahrenheit).

La NASA no permitió a Boston compartir su hallazgo para que fuera revisado antes del anuncio del viernes, a fin de que los científicos no pudieran hablar mucho sobre el tema. Pero la bióloga Norine Noonan, de la Universidad del Sur de la Florida y quien no formó parte del estudio pero se encontraba en un panel en el que Boston presentó su trabajo, indicó que tenía sentido.

“¿Por qué nos sorprende?”, comentó Noonan. “Como bióloga yo diría que la vida en la Tierra es extremadamente resistente y extremadamente versátil”.

Estos no son los organismos más antiguos que han sido encontrados. Hace varios años, un grupo diferente de científicos publicó estudios sobre microbios que podrían ser de hace medio millón de años y seguían vivos. Estaban atrapados en hielo y sal.

La edad de los microbios de Naica fue determinada por expertos que analizaron el lugar donde los microbios fueron hallados en los cristales y qué tan rápido crecen ahí esos cristales.

 

 

Con información de AP.

 

 

LLH

CARGANDO...