Desclasifican cintas de antiguas pruebas nucleares de EU

Algunas de las latas que contienen las cintas de las pruebas nucleares no habían sido abiertas en décadas.

Algunas de las latas que contienen las cintas de las pruebas nucleares no habían sido abiertas en décadas. (Getty Images)

Desde los desiertos en el sur de Nuevo México y Nevada hasta las islas en el Océano Pacífico, el gobierno de Estados Unidos realizó decenas de pruebas de armas nucleares entre la década de 1940 y la de 1960.

Rollos de películas recolectados de bóvedas de alta seguridad en varias partes del país muestran algunas de las explosiones, que envían al cielo increíbles nubes en forma de hongo y enormes bolas de fuego sobre el paisaje. Otros comienzan con luces intermitentes profundamente brillantes seguidas de columnas de humo que se elevan a la distancia.

Un equipo del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore publicó esta semana más de cinco docenas de películas recuperadas de instalaciones del gobierno donde estuvieron desatendidas durante años.

Estados Unidos realizó decenas de pruebas de armas nucleares entre la década de 1940 y la de 1960.
Estados Unidos realizó decenas de pruebas de armas nucleares entre la década de 1940 y la de 1960. (Getty Images)

Estados Unidos realizó decenas de pruebas de armas nucleares entre la década de 1940 y la de 1960. (Getty Images)

Greg Spriggs, físico del laboratorio, dijo que las películas de décadas de antigüedad estaban en peligro de descomposición y de perderlas para siempre. Las calificó como una gran parte de la historia nacional y una herramienta importante para proporcionar mejor información a científicos modernos que ahora utilizan códigos informáticos para ayudar a certificar que el arsenal nuclear de Estados Unidos se mantiene seguro y efectivo.

“Nosotros no tenemos ninguna información experimental de armas modernas en la atmósfera. Los únicos daros que tenemos son pruebas antiguas”, dijo, señalando que los métodos manuales utilizados en la década de 1950 para analizar las explosiones no eran tan precisos.

Al revisar la película y cotejarla con las hojas de datos de las pruebas originales, el equipo descubrió que gran parte de la información publicada inicialmente era errónea. Algunas de las respuestas estaban equivocadas en un 20%.

“Uno de los beneficios de este proyecto es que ahora estamos obteniendo respuestas muy coherentes”, indicó. “Hemos descubierto además cosas nuevas respecto a estas detonaciones que nunca habían sido vistas”.

De las aproximadamente 10 mil películas que se cree fueron tomadas durante el período de prueba, Spriggs y su equipo han localizado alrededor de 6 mil 500. Sólo una fracción de las películas han sido reanalizadas y desclasificadas.

Algunas de las latas que contienen las cintas no habían sido abiertas en décadas. Algunas olían a vinagre, lo que indica que estaba en curso el proceso de descomposición y que cualquier tiempo adicional hubiera dejado el material inservible.

FJMM

CARGANDO...