Denuncian saqueos de vida marina en el Archipiélago de Revillagigedo

Archipiélago de Revillagigedo, uno de los últimos santuarios de vida marina

Archipiélago de Revillagigedo, uno de los últimos santuarios de vida marina. (Noticieros Televisa)

El Archipiélago de Revillagigedo es uno de los últimos santuarios de vida marina.

Por el Planeta ha documentado su extraordinaria riqueza en especies. Ha explorado sus profundidades para mostrar a la humanidad los caprichos de la naturaleza al diseñar creaturas perfectas, inimaginables, enigmáticas y portentosas.

Un auténtico reservorio de vida donde científicos e investigadores llevan décadas descifrando sus secretos.

Alejandro del Mazo Maza, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, comentó: “Se han disminuido en cerca del 90 por ciento muchas de las especies de tiburones que se distribuyen en nuestro territorio”.

Es un tiburón galápagos, en la boca tiene atorado una especie de anzuelo.

Un tiburón galápagos, en la boca tiene atorado una especie de anzuelo. (Noticieros Televisa)
Un tiburón galápagos, en la boca tiene atorado una especie de anzuelo. (Noticieros Televisa)

Un tiburón galápagos, en la boca tiene atorado una especie de anzuelo. (Noticieros Televisa)

El Archipiélago de Revillagigedo no escapa a la ambición de los grandes barcos tiburoneros y atuneros.

El majestuoso santuario ha sido presa del saqueo y depredación.

Benito Bermúdez Almada, director regional de Conanp en la Península de Baja California, detalló: “El hecho de que se encuentren tan aisladas puede ser un botín para muchos”.

Uno de los mayores desastres ocurrió en la Isla de San Benedicto en el año 2007.

El majestuoso santuario ha sido presa del saqueo y depredación. (Noticieros Televisa)
El majestuoso santuario ha sido presa del saqueo y depredación. (Noticieros Televisa)

El majestuoso santuario ha sido presa del saqueo y depredación. (Noticieros Televisa)

Los buzos Erick Higuera y Rey Castillo observaron varios bidones vacíos flotando cerca de la isla. Eran la señal de que abajo había una red.

Lo primero que grabaron fue una langosta aún viva y a un lado restos de un tiburón.

Se calcula que la red tenía una extensión de cuatro kilómetros. En el recorrido observaron a decenas de peces y tiburones atrapados.

Uno de los buzos encontró una tortuga enredada en la red con cuidado procedió a liberarla.

Intentó llevarla a la superficie y buscaba reanimarla, pero fue inútil.

Los buzos no podían creer lo que había ocurrido era una zona de muerte, varias especies de tiburón y delfines murieron en la trampa de cientos de metros.

Buzos intentan salvar a una tortuga de la pesca ilegal. (Noticieros Televisa)
Buzos intentan salvar a una tortuga de la pesca ilegal. (Noticieros Televisa)

Buzos intentan salvar a una tortuga de la pesca ilegal. (Noticieros Televisa)

En el fondo marino, muy cerca de la red, localizaron una mantarraya gigante.

Erick Higuera y Rey Castillo grabaron el ecocidio y tardaron un mes en retirar la red. Salvaron algunos peces, pero la mayoría murió como el tiburón zorro.

Dení Ramírez, del Proyecto Tiburón Ballena México, explicó: “Había tortugas, había mantas, había delfines. Recuerdo mucho a un delfín intentando ayudar a otro que estaba ahí muerto”.

En junio de 2015, prestadores de servicios que llevaban a un grupo de turistas a la Punta Norte de la Isla San Benedicto, grabaron al barco ‘Gerardito’ capturando tiburón en la zona núcleo del área natural protegida de las Islas Revillagigedo.

Benito Bermúdez Almada, director regional de Conanp en la Península de Baja California, agregó: “Sí, hemos recibido denuncias por parte de prestadores de servicios turísticos que detectan y levantan imágenes que presentan ante la Comisión Nacional como una denuncia”.

Organizaciones no gubernamentales e investigadores han denunciado el recurrente saqueo en el Área Natural Protegida.

Octavio Aburto, investigador del Instituto de Oceanografía Scripps, California, en Estados Unidos, dijo: “Aquí en México todavía no hemos llegado a comprender que no podemos explotar todo, tenemos que, debe haber lugares que los debemos proteger. Nos puede dar más beneficios a largo plazo que explotar estas poblaciones como lo estamos haciendo ahora”.

De acuerdo con las regulaciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Conanp, está prohibida la pesca comercial en la zona núcleo que abarca cinco millas náuticas hacia las costas del archipiélago.

Eréndira Valle Padilla, maestra en Ciencias Sociales y cineasta, comentó: “Hemos notado, que tanto pesca comercial de tiburones como atuneros como pesca deportiva están frecuentemente atacando esta zona núcleo”.

Al este de Isla San Benedicto fue grabado el barco atunero Cardadedeces.

También se encontraba pescando en la zona núcleo a sólo a tres millas y media de isla San Benedicto. Se inició una denuncia en mayo de 2013.

Eréndira Valle Padilla, maestra en Ciencias Sociales y cineasta, señaló: “Desde 2013 no hemos obtenido respuesta del Cartadedeces, ni de Conapesca ni de Profepa”.

Con información de Santos Mondragón

LSH

comentarios
CARGANDO...