Dan diferentes versiones del asesinato de tres menores en San Miguel de Allende

En la audiencia de esta tarde, las autoridades determinaron que la detención del padre de los niños fue legal. / (EFE)

 

Según autoridades, la madrugada del sábado, elementos de la Policía Ministerial de Guanajuato atendieron una denuncia por una balacera dentro de una finca en la colonia Ampliación Cieneguillas, que funciona como salón de fiestas, ubicada en la carretera federal San Miguel de Allende-Dolores Hidalgo.

Carlos Zamarripa, procurador general de Justicia de Guanajuato, precisó que los policías fueron recibidos “con impactos de armas de fuego” al momento de valorar la situación al interior de la vivienda.

Los agresores escaparon por la parte trasera de la vivienda, según el parte oficial.

Treinta y seis horas después de los hechos, la Procuraduría General de Justicia del estado determinó que el padre de los tres pequeños, de cuatro, ocho y 11 años de edad, fue quien disparó contra ellos.

De acuerdo con el procurador Zamarripa, la mujer declaró que su esposo había disparado contra sus hijos y que también pretendía asesinarla.

Pero la versión de Juana Luna, madre de los niños y esposa de Antonio, quien estuvo presente en la balacera, es opuesta.

Ella dijo: “Él solo disparó hacia las escaleras para que no se metieran y no nos hicieran daño. Nosotros pensamos que se trataba de un robo, ya después cuando empezó la balacera creíamos que eran como secuestradores, pero nunca dijeron que era la Policía”.

La tarde de este lunes, unos 300 vecinos, familiares de los tres menores muertos y sus padres se manifestaron frente al Centro de Readaptación Social de San Miguel de Allende.

Mientras esperaban la autorización para que los féretros ingresaran al penal, los familiares contaron su versión.

Bertha Chávez, tía de Juana, comentó que Antonio “era un padre amoroso y Juana no puede preferir a un hombre por sus hijos”.

Juana logró llamar a su familia mientras ella y su esposo intentaba resguardarse de los disparos, aseguró.

La carpeta de investigación indicó que el arma del detenido dio positivo a los elementos balísticos que fueron sustraídos de los menores.

En la audiencia de esta tarde, las autoridades determinaron que la detención del padre de los niños fue legal.

Hacia las 16:00 horas, los cuerpos de los tres menores ingresaron al penal donde se encuentra su padre para que se despidiera de ellos.

 

Con información de Cecilia Reynoso.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...