Cuba niega participar de mediación ante crisis en Venezuela

Cubanos conmemoran el Día de la Rebeldía Nacional

Cubanos conmemoran el Día de la Rebeldía Nacional. (AP)

Cuba rechazó este miércoles, en la conmemoración de su Día de la Rebeldía Nacional, participar en una mediación internacional en la grave crisis institucional de Venezuela y exigió el “absoluto respeto” a la soberanía del Gobierno “constitucional” de Nicolás Maduro, su principal aliado en la región.

En el acto conmemorativo del Día de la Rebeldía, celebrado este año en la ciudad occidental de Pinar del Río, el segundo secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), José Ramón Machado Ventura, rechazó las “insinuaciones” y “elucubraciones” de un “influyente diario” sobre la supuesta implicación de Cuba en esa mediación.

Esta efeméride que la isla celebra cada 26 de julio para recordar los fallidos asaltos a los cuarteles Moncada y Céspedes en 1953 es una de las fechas más señaladas del calendario revolucionario y el de este año es el último con Raúl Castro en la Presidencia, cargo que previsiblemente dejará en febrero de 2018.

Al referirse a Venezuela, y aunque no lo mencionó expresamente, Machado Ventura aludió a una noticia publicada desde Miami en el diario Financial Times la semana pasada a raíz de la visita a Cuba del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, supuestamente para proponer a su homólogo Raúl Castro mediar en esa crisis.

Aparentemente, la propuesta, que habría contado con el beneplácito de los Gobiernos de México y Argentina, implicaba convencer a Maduro de suspender las elecciones a Asamblea Constituyente convocada para el 30 de julio y que la oposición rechaza frontalmente, aunque nada de eso ha sido confirmado oficialmente.

Según Machado Ventura, esa situación es una “guerra no convencional” a la que se ha sumado el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, al amenazar con sanciones económicas unilaterales al Gobierno de Maduro, lo que cuenta con el “deleznable” apoyo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“Quienes intentan desde el exterior dar lecciones de democracia y derechos humanos mientras alientan la violencia golpista y el terrorismo deben sacar sus manos de esa nación”, aseveró Machado Ventura en su discurso en el acto, al que asistieron unos 10.000 invitados, entre ellos el presidente Castro, que no intervino.

Al no intervenir hoy, Raúl Castro previsiblemente solo pronunciará dos discursos más antes de abandonar el cargo: en diciembre ante el pleno ordinario de la Asamblea Nacional y en febrero en esa misma sede, cuando entregue la Presidencia a su sucesor.

Aunque no hay confirmación oficial, todo apunta a que será el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel -también presente en el acto de hoy- quien asuma la Presidencia.

El acto político y cultural incluyó actuaciones de artistas locales y discursos de representantes de la enseñanza básica y media.

Entre los invitados figuraron combatientes del Ejército Rebelde e integrantes de brigadas internacionales de solidaridad con Cuba como “Venceremos” y el grupo interreligioso Pastores por la Paz, ambos de Estados Unidos.

El Día de la Rebeldía Nacional celebra la primera acción armada que Fidel Castro lideró, el 26 de julio de 1953, contra el régimen de Fulgencio Batista, al asaltar los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, en la ciudad de Bayamo, en el oriente del país.

Aunque los asaltos fracasaron y resultaron en la muerte y encarcelamiento de muchos de los atacantes, esta fecha se considera oficialmente el inicio de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder el 1 de enero de 1959 y se festeja con masivos actos políticos.

Según Machado Ventura, el 26 de julio provoca en los cubanos una “mezcla particular de emociones, sentimientos e ideas”, además del “orgullo” de ser hijos de un pueblo que, gracias a los que ese día de 1953 pusieron sus vidas en juego, hoy se asocia a los valores de “libertad, justicia y dignidad”.

“Es esta la primera ocasión que conmemoramos este aniversario (…) sin la presencia física del comandante en jefe (fallecido en noviembre pasado), pero no por ello ha dejado de estar presente su imagen, su obra y su ejemplo”, destacó.

Pinar del Río, la provincia más occidental de la isla, era una de las regiones más atrasadas antes del triunfo de la Revolución, lo que le valió el sobrenombre de “La Cenicienta”. Este año fue elegida sede del acto central por tercera ocasión desde el triunfo de 1959, tras serlo en 1976 y 2000.

Es hoy es una de las regiones más prósperas del país gracias a sus cultivos del tabaco -que logró este año la mejor cosecha de la última década-, uno de los productos más demandados fuera de la isla, y el desarrollo del turismo, que creció un 5 % en el primer semestre del año, sobre todo gracias al auge del pintoresco pueblo de Viñales.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...