Crónica de la muerte de Jesucristo en Iztapalapa

Escenificación del viacrucis y crucifixión de Jesús, durante la 174 representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa. (Notimex)

Escenificación del viacrucis y crucifixión de Jesús, durante la 174 representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa. (Notimex)

Este Viernes Santo, el pueblo de Iztapalapa cumplió una vez más su promesa representando la pasión y muerte de Cristo.

A las 12:00 del día, el joven Eder Arreola, caracterizado como Jesús de Nazaret, salió de la casa de los ensayos donde permaneció durante la noche.

Atado de manos y golpeado por los romanos que custodiaban su paso, llegó a la Macro plaza del Jardín Cuitláhuac donde miles de personas lo esperaban.

Comenzó así la representación de la Pasión.

Jesús fue presentado ante el rey Herodes y Poncio Pilatos.

La multitud de actores pidió la condena para Jesús y la liberación de Barrabas.

Poncio Pilatos se lavó las manos y dejó que el nazareno fuera condenado.

Con el acompañamiento de la voz de la soprano Marcela Chacón, Jesús fue azotado.

Le colocaron la corona de espinas y comenzó a cargar la cruz.

Así poco antes de las 2:00 de la tarde comenzó la representación del Viacrucis.

Los actores salieron de la Macro plaza del Jardín Cuitláhuac para recorrer los ocho barrios de Iztapalapa que hace 174 años prometieron representar cada año la pasión y muerte de Cristo.

En su camino escenificaron siete caídas de Jesús, entre las más significativas, el encuentro con María, representada por Sandra Perales.

El encuentro con la Verónica, representada por Daniela Mosco, donde el rostro de Jesús quedó retratado en su manto.

Y finalmente la escena representada en el ascenso al Cerro de la Estrella en la que Jesús cae por el cansancio y es ayudado a cargar la cruz para poder llegar a la cima del Gólgota, donde más tarde sería crucificado.

 

Con información de Carolina Altolaguirre.

RAMG

comentarios
CARGANDO...