Conmemoran 80 años del bombardeo de Guernica

Una escena de devastación en Guernica tras un bombardeo aéreo de aviones en 1937 (Getty Images)

Una escena de devastación en Guernica tras un bombardeo aéreo de aviones en 1937 (Getty Images)

La villa española de Guernica fue fundada en abril de 1966. Es un punto estratégico donde fluye el río Oka, que pasa por tierras de Vizcaya, en el país Vasco, y sirve de conexión con el mar, abriendo una importante vía de comunicación con fines mercantiles.

La afluencia de personas en Guernica dio origen a la creación de los “Lunes Guernikes”, día en el que tanto los visitantes como los locales podían comerciar y relacionarse.

La Guerra Civil Española estaba próxima a cumplir un año de haber estallado aquel lunes 26 de abril de 1937, y como cada lunes, la localidad estaba abarrotada. Poco después de las cuatro de la tarde, se comenzó a escuchar un potente ruido en el cielo que poco a poco aumentaba de intensidad hasta que hizo su aparición un avión solitario. Algunos de los pobladores tomaron esta señal como un mal presagio y decidieron acudir a los refugios antiaéreos, otros huyeron hacia las colinas.

Fue el inicio de un despiadado ataque aéreo con bombas explosivas, incendiarias y ráfagas de ametralladoras contra la población civil. Más de tres horas bastaron para que mil 300 kilos de bombas, según las fuentes más moderadas, 40 mil, según otras, cayeran en esta localidad de ocho kilómetros cuadrados, y sobre unas 10 mil personas que se encontraban en el lugar en el momento del ataque.

El 85 por ciento de los edificios de la localidad quedó completamente destruido. La prensa republicana dio cuenta de centenares, incluso miles, de víctimas mortales. Las cifras oficiales ofrecieron un registro de mil 645 muertos y 889 heridos.

Guernica pertenecía a la zona republicana, contraria a Francisco Franco, y de acuerdo con testigos y sobrevivientes, el ataque fue realizado por la “Legión Cóndor”, de Alemania; y la “Aviación Legionaria” italiana, que apoyaban al régimen franquista.

Las hipótesis sobre la elección de Guernica para llevar a cabo este ataque son muy variadas. Algunas hablan del valor estratégico de la villa. Otras apuntan a que las instituciones vascas estaban representadas en esta localidad, algunas de ellas símbolos de las libertades de los vascos, por lo que el bombardeo representó un alto a las reivindicaciones nacionalistas.

Sin embargo, existe otra hipótesis que comenzó a cobrar fuerza con el pasar de los años: Guernica era una ciudad abierta, sin defensa antiaérea, de hecho los pilotos republicanos se encontraban estacionados a 70 kilómetros de allí, por lo que los agresores no contaban con oposición alguna. Estos elementos se conjuntaron para que la aviación alemana ensayara los bombardeos sobre poblaciones civiles, que llevaría a cabo durante la Segunda Guerra Mundial, inaugurando así otro sistema de destrucción conocido como la “Guerra Total”.

A 80 años de esa masacre, Picasso y su famoso cuadro Guernica son el recuerdo más conocido.

Con información de Javier Escobar

HVI

CARGANDO...