Concluye plazo para que partidos norirlandeses formen gobierno

Naomi Long líder del Partido Alianza

Naomi Long, líder del multiconfesional Partido Alianza. (Reuters)

El fracaso de las formaciones norirlandesas para formar un Gobierno de poder compartido es “inexcusable” y abre un periodo de incertidumbre en la política de la provincia británica, denunció este jueves el multiconfesional Partido Alianza.

La líder de la Alianza, Naomi Long, efectuó esas declaraciones poco antes de cumplirse este jueves el plazo de las 15.00 horas GMT fijado por el Gobierno de Londres para lograr un acuerdo.

Ahora, Londres deberá decidir si suspende la autonomía norirlandesa, convoca nuevas elecciones o concede más tiempo para que sigan negociando.

Según Long, el ministro británico para Irlanda del Norte, James Brokenshire, le ha comunicado que tomará una decisión este fin de semana y que, hasta entonces, podrán continuar los contactos con los partidos.

El Partido Democrático Unionista (DUP, probritánico y el principal de la comunidad protestante norirlandesa), socio del Gobierno conservador británico, y el Sinn Féin (el principal de la comunidad católica), los más votados en los comicios del pasado marzo, han acercado sus posiciones, pero mantienen diferencias, sobre todo, respecto a la cuestión de la lengua gaélica.

“A este Parlamento se le ha criticado a menudo y no nos hacemos favor alguno al continuar sobrepasando todas las fechas límites”, dijo Long en referencia a las tres prórrogas ya concedidas por Londres desde aquellas elecciones, para que los partidos logren un pacto de gobernabilidad.

Long consideró que el hecho de que el asunto de la lengua gaélica haya entorpecido estas conversaciones en “inexcusable”.

El Sinn Féin quiere una ley específica que oficialice el uso de este idioma, que apenas habla el 10 % de la población católica norirlandesa, pero que considera que encaja dentro de su política de igualdad y de defensa de los derechos de las minorías de la región, como los del colectivo LGTBI y los inmigrantes.

El DUP, por su parte, prefiere introducir una nueva “ley cultural” más general, que incluya también aspectos relacionados con la identidad de la comunidad protestante-unionista, al tiempo que mantiene su rechazo a la legalización del matrimonio homosexual.

El jefe negociador el DUP, Edwin Poots, confirmó que “no habrá avances” hoy y, aunque “seguiremos negociando”, matizó, los nacionalistas “saben lo que tienen que hacer”.

“En estos momentos no estamos cerca de lograr un acuerdo, todavía queda bastante trabajo por hacer y creo que la pelota está en la cancha del Sinn Féin para que haga frente a las cuestiones pendientes”, explicó el dirigente unionista.

El portavoz de Sinn Féin, Conor Murphy, reconoció que ha habido “pocos progresos” para acercar las posiciones y que el DUP “debe ceder mucho más terreno” para poder sellar un pacto.

Las otras formaciones implicadas en estas conversaciones, el nacionalista Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP) y el Partido Unionista del Ulster (UUP) también han expresado su frustración por los desacuerdos entre las dos grandes fuerzas de la provincia.

Fuentes cercanas a las negociaciones han indicado que Brokenshire tiene previsto efectuar una declaración ante el Parlamento de Londres este lunes para explicar qué opciones tomará después de que los partidos hayan superado esta última fecha límite.

 

Con información de EFE

KAH

comentarios
CARGANDO...