Con 1 mdd, Estados Unidos indemnizará a familia de migrante mexicano asesinado

El Forense determinó que la muerte del indocumentado fue un homicidio. (AP, archivo)

El Forense determinó que la muerte del indocumentado fue un homicidio. (AP, archivo)

La Corte Federal en Arizona resolvió que el Gobierno de Estados Unidos tiene que indemnizar, con un millón de dólares, a los hijos de Anastasio Hernández Rojas, migrante mexicano que hace siete años murió a manos de integrantes de la Patrulla Fronteriza.

El 20 mayo de 2010, 12 agentes de la Patrulla Fronteriza golpearon y lanzaron descargas eléctricas contra Anastasio Hernández.

La víctima permaneció boca abajo, con las manos esposadas a la espalda, cuando un agente lo sometió con la rodilla en la espalda, otro colocó un pie en el cuello del mexicano y uno más cooperaba en la inmovilización.

Al lugar llegaron al menos siete agentes más, quienes en cuanto bajaron de sus unidades se lanzaron a golpear a Anastasio, hasta que uno de ellos ordenó que se retiraran dejando el cuerpo ahí.

Minutos más tarde fue declarado con muerte cerebral y horas después falleció.

El Forense determinó que la muerte del indocumentado fue un homicidio.

Esto sucedió a unos metros de distancia del muro fronterizo en San Ysidro, California.

Desde ese momento, su familia buscó que se hiciera justicia porque las autoridades estadounidenses no presentaron cargos de violación de los derechos civiles contra los agentes involucrados, al no “haber evidencia para perseguir por cargos criminales”.

María Puga, esposa de Anastasio, dijo que su esposo “se fue con ese orgullo de que no se dejaba humillar por ellos”.

 

Con información de Joaquín Fuentes.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...