Cierran playas de California por aguas negras de Tijuana

Los efectos de las aguas negras de Tijuana comenzaron a ser visibles en Imperial Beach, en California. (AP)

Los efectos de las aguas negras de Tijuana comenzaron a ser visibles en Imperial Beach, en California. (AP)

Varias playas del sur de California, Estados Unidos, permanecen cerradas porque se vertieron las aguas negras de Tijuana, Baja California, directamente al mar.

Las autoridades ambientales de Estados Unidos aseguraron que Tijuana ha vertido, en los últimos 15 días, 870 millones de litros de aguas negras al mar.

Aguas negras, basura y químicos que se ven en San Diego, California, son resultado del colapso que provocaron las intensas lluvias que fracturaron un colector de aguas residuales en Tijuana y colapsaron otros tres, esto provocó que se rompiera el sistema de alcantarillado cuya reparación inició el 2 de febrero.

Las aguas negras y de lluvia llegaron al punto donde se unen los cauces del arroyo Alamar y el río Tijuana, lo que llegó hasta el océano Pacifico, en territorio estadounidense, a unos 15 kilómetros de la frontera.

Según las autoridades mexicanas, las obras duraron del 2 al 4 de febrero, pero no notificaron a Estados Unidos hasta que estuvieron terminadas.

Miguel Lemus, director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), señaló que cuando se presenta este tipo de contingencia, según el protocolo, se debió dar aviso, “lo que nos sucede a nosotros es que nos dedicamos a atender el siniestro junto con todo lo demás que estaba en la ciudad”.

Dijo que en Tijuana, la situación se complicó por el exceso de lluvia y solo dieron aviso de la fuga en un colector, una vea que se terminó se reparar.

Según las autoridades estadounidenses, los efectos comenzaron a ser visibles en Imperial Beach, del condado de Coronado.

Los habitantes de ese lugar se vieron impedidos para nadar, por lo que las autoridades locales los exhortaron a exigir una investigación, en ambos lados de la frontera, y sobre todo por qué no se les avisó del peligro a tiempo.

Serge Dedina, alcalde de Coronado, California, declaró: “Lo que realmente estamos pidiendo es que se arregle este problema de una vez por todas”.

En una audiencia pública, las autoridades del condado de Coronado dijeron que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) estimó que se habían derramado 230 millones de galones, es decir, más de 870 millones de litros de aguas negras.

Las autoridades de Servicios Públicos de Tijuana admitieron no estar preparadas ante el posible colapso del servicio de alcantarillado en tiempo de lluvias.

 

Con información de Cecilia Reynoso.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...