China refuerza su seguridad en la frontera con Corea del Norte

Yalu es un río fronterizo entre Corea del Norte y China

El Yalu es un río fronterizo entre Corea del Norte y China. (AP, archivo)

China está reforzando su frontera con Corea del Norte, ante la posibilidad de que se desate una crisis de refugiados, en medio de continuas tensiones en la península y preocupaciones sobre una posible acción militar estadounidense contra Pyongyang.

La frontera entre Corea del Norte y China se extiende mil 415 kilómetros a través de la provincia china de Liaoning, un centro industrial y minero propenso a fuertes neblinas e inviernos muy fríos.

En los meses más hospitalarios, la ciudad fronteriza de Dandong acoge a cientos de turistas que llegan a Corea del Norte desde embarcaciones en el río Yalu que separa a los dos países.

La interacción transfronteriza ha permanecido en gran medida constante incluso ante los reclamos de China a su vecino del Norte para que deje de realizar pruebas nucleares y de misiles.

Sin embargo, recientes informes publicados en los sitios web militares y gubernamentales de China, destacados por el Wall Street Journal, muestran que Beijing está avanzando para reforzar la frontera mientras las tensiones en la península coreana aumentan.

A pesar de los fuertes lazos entre China y Corea del Norte, la región fronteriza es una de las más militarizadas, e incluso Beijing ha realizado varios ejercicios militares en la zona en los últimos meses.

Según un informe publicado el mes pasado en el sitio web oficial del Ejército Popular de Liberación (EPL), una “recién brigada de defensa fronteriza” está realizando patrullajes para recopilar información, evaluar la situación y trazar con mayor precisión la frontera.

Otro informe señaló que el “área entera” está ahora bajo de una extensa “video-vigilancia las 24 horas” del día incluyendo drones, coches de la patrulla y cámaras de alta tecnología.

La región fronteriza es altamente estratégica para China, y ha visto conflictos durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, pero una de las principales preocupaciones de Beijing no son las fuerzas militares que atraviesan la frontera, sino los refugiados.

“Un movimiento masivo de norcoreanos a través de la frontera con China es una preocupación importante para Beijing, particularmente por los densos centros de población chinos no lejos de la frontera …”, según un reciente informe de Jamestown Fundación.

Los analistas indican que un conflicto en la península probablemente daría lugar a que cientos de miles, o hasta millones de norcoreanos quisieran llegar a China, una cuestión que ahora es una “gran preocupación para Beijing”, según el Consejo de Relaciones Exteriores.

Al igual que la crisis de los refugiados sirios ha tensado los recursos de los países vecinos y causado una amplia lucha política en Europa, en China están preocupados por el impacto que deje en la economía del país un pequeño conflicto en la península de Corea.

En marzo, el general retirado del ejército chino, el general Wang Haiyun, manifestó que era “necesario prepararse para una acción militar lo antes posible ante una posible guerra” en la península.

“Una vez que estalle la guerra, también deberíamos considerar la creación de un campamento internacional de refugiados en territorio norcoreano para prevenir la afluencia de refugiados norcoreanos”, señaló Wang en un editorial en el diario Global Times.

Las tensiones entre Pyongyang y Washington han seguido aumentando en medio de recientes afirmaciones de que el régimen de Kim Jong-un parece estar preparando otra prueba con misiles.

El gobierno del presidente estadunidense Donald Trump ha tratado de presionar a China para que tome medidas para contener a su aliado, pero a pesar de las reiteradas condenas por parte de Beijing, parece que se han hecho pocos progresos en ese sentido.

Sin embargo, Beijing también ha criticado a Estados Unidos y Corea del Sur por su retórica sobre el tema y alentó a todas las partes a regresar a la mesa de negociaciones.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...