Realizan primera audiencia por menor que murió por ataque de pitbulls

Accidentes viales dejan al menos cuatro lesionados en la CDMX

Mapa de la CDMX (Noticieros Televisa)

En medio muestras de repudio de familiares y amigos que piden justicia para Sarah, la niña de tres años que murió por el ataque de un pitbull, el año pasado en Coyoacán, llegó Eugenio, dueño de un criadero de perros de esa raza, a las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Este viernes tuvo lugar la audiencia inicial del caso. También estuvo presente Petra, empleada doméstica de la tercera edad, señalada como quién dejó salir a los perros del sitio donde estaban encerrados.

En julio de 2017, Sarah y su hermano salían acompañados por su abuela del departamento donde vivían con sus padres. Apenas abrieron la puerta, fueron atacados por los pitbulls. La abuela, de origen francés, tuvo que recibir ayuda para liberarse de los perros. La niña murió a consecuencia de lesiones en la cabeza por la agresión de uno de los perros.

En la audiencia, el Ministerio Público leyó como dato de prueba un dictamen pericial que detalla que, en el domicilio donde murió la menor, encontraron cuatro perros pitbull.

De las pruebas hechas a los animales, dos machos presentaron conductas agresivo-depredadoras: capaces de atacar, dar muerte y hasta devorar a la presa.

Los especialistas recomiendan aplicar eutanasia a los dos ejemplares, dado que no muestran signos de poder rehabilitarlos para socializar con gente u otros animales.

En diferentes partes del cuerpo de uno de esos perros encontraron rastros de sangre de la pequeña Sarah.

El Ministerio Público al formular la imputación considera que a ellos se les atribuye el delito de homicidio y lesiones culposas, no por una acción, porque ellos hayan hecho algo, sino por no haber realizado ese deber de cuidado al que están obligados”, explicó Omar Cedillo, abogado de la familia de Sarah.

Los imputados, Eugenio y Petra se reservaron el derecho a declarar. A petición de sus abogados, la jueza de control, Adriana Morales, concedió la ampliación del plazo a 144 horas para determinar si los vincula a proceso. La próxima audiencia, donde podrán presentar datos de prueba en su favor, fue programada para el martes.

La jueza permitió que salieran por una puerta diferente a la principal para evitar encontrarse de nuevo con las personas que pedían justicia para Sarah.

Es un hecho lamentable, murió una menor, pero que esto pueda servir para que las autoridades pertinentes, en este caso los legisladores, puedan tomar atención de este asunto, poder legislar y establecer más obligaciones para los propietarios o personas que tengan este tipo de animales, para evitar más esta situación. Inclusive, es un derecho humano, se llama medidas de no repetición”, detalló Omar Cedillo, abogado de la familia de Sarah.

Con información de Arturo Cerda

MAP

CARGANDO...