Casa Blanca dice que sigue trabajando para lograr votos para el plan de salud

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, habla ante los medios de comunicación durante la sesión informativa diaria en la sala de prensa de la Casa Blanca en Washington. (AP)

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, habla ante los medios de comunicación durante la sesión informativa diaria en la sala de prensa de la Casa Blanca en Washington. (AP)

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró que el Gobierno de Donald Trump sigue trabajando con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, para lograr los votos necesarios que permitan aprobar el nuevo plan de salud para sustituir la ley sanitaria del expresidente Barack Obama.

Spicer confirmó que el mandatario y Ryan se encuentran reunidos para abordar el asunto, aunque reconoció que aún no tienen los votos suficientes.

“Vamos a continuar trabajando con el presidente de la Cámara baja para conseguir los votos. Estamos cada vez más cerca, pero necesitamos 216 votos y no puedes forzar a la gente a votar. Veremos dónde llegamos”, dijo el portavoz.

“Vamos a proceder con el horario de voto”, agregó Spicer, descartando la posibilidad de una nueva suspensión del mismo, como ocurrió este jueves después de que la bancada republicana fuera incapaz de ponerse de acuerdo.

Spicer afirmó que aún es “optimista” sobre el resultado de la votación y subrayó que, tanto Ryan como Trump, han hecho “todo lo posible” para lograr un resultado positivo sobre el plan sanitario.

Tras el intento infructuoso de votar este jueves, el multimillonario dio un ultimátum a los conservadores, exigió que se programara un voto para hoy y afirmó que, de no avanzar con este proyecto, mantendría la ley actual impulsada por Obama.

El mandatario cargó contra el Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), el grupo ultraconservador de legisladores que está obstaculizando el acuerdo porque quiere menos regulaciones y que los ciudadanos sean capaces de elegir qué cuidados médicos cubren sus planes de salud.

Trump consideró que la oposición al plan republicano del Caucus de la Libertad permitirá que se mantenga el plan sanitario de Obama y apoyará así de manera indirecta a Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar de Estados Unidos que ha recibido numerosas críticas de los republicanos.

“La ironía es que el Caucus de la Libertad, que es muy provida y está en contra de Planned Parenthood, va a permitir que continúe el apoyo a P.P. (siglas de Planned Parenthood) si detiene este plan”, dijo el presidente en su cuenta personal en Twitter.

El grupo de legisladores del Caucus de la Libertad ha conseguido que la Casa Blanca retire de su propuesta legislativa los llamados “beneficios esenciales”, una cobertura básica que incluyen las aseguradoras y que comprende, entre otras cosas, la asistencia en urgencias o los cuidados por maternidad.

Para ser aprobada, la propuesta legislativa necesita 216 votos y, aunque la mayoría republicana cuenta en la Cámara de Representantes con 237 escaños, la rebelión interna de los ultraconservadores (una treintena) podría impedir la aprobación del plan.

RAMG

CARGANDO...