Casa Blanca confirma que portaaviones sí se dirige a la península de Corea

El portaaviones estadounidense Carl Vinson (CVN 70), delantero, conduce al destructor USS Michael Murphy (DDG 112) de la clase Arleigh Burke, y el crucero de misiles teledirigidos USS Lake Champlain (CG 57) de Ticonderoga, en el Océano Índico. (Reuters)

El portaaviones estadounidense Carl Vinson (CVN 70), delantero, conduce al destructor USS Michael Murphy (DDG 112) de la clase Arleigh Burke, y el crucero de misiles teledirigidos USS Lake Champlain (CG 57) de Ticonderoga, en el Océano Índico. (Reuters)

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, intentó rebajar la polémica por haber anunciado hace casi dos semanas que el portaaviones estadounidense Carl Vinson se dirigía a la Península de Corea cuando en realidad tomó rumbo sur hacia el Índico. 

Spicer aseguró que, pese a que el portaaviones Carl Vinson y su grupo de ataque, que incluye dos destructores, no se dirigió hacia la Península de Corea hace dos semanas como dio a entender, el “hecho” es que recalará allí próximamente.

“El hecho es que sí está de camino a la Península de Corea”, aseguró Spicer, quien quitó hierro al hecho de que el pasado 8 de abril el Comando del Pacífico anunciara que el portaaviones abandonó Singapur con rumbo al “Pacífico Occidental”, una zona a la que no llegará hasta como muy temprano hasta finales de mes.

El anuncio del envío del grupo de ataque del Carl Vinson se dio después de que el 5 de abril Corea del Norte probara un misil que lanzó hacia el Mar de Japón (Mar del Este), algo que fue denunciado por Washington como una nueva provocación en incumplimiento de las obligaciones internacionales del régimen comunista.

El pasado 11 de abril, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que estaban “enviando una armada. Muy potente”, cuando en realidad la flota estaba dirigiéndose hacia el Océano Índico para participar en unas maniobras con Australia.

“Anunciamos que irá y llegará a la Península de Corea”, reiteró Spicer, que no quiso contestar por qué se alimentó la idea de que el portaaviones se dirigía hacia Corea del Norte de manera inmediata, cuando en realidad tomaba rumbo sur.

Según la web GoNavy, que monitorea rumbos aproximados de los portaaviones estadounidenses, ya que estos no se divulgan en detalle, hasta ayer el Carl Vinson aún se encontraba en el Océano Índico.

El Comando Pacífico ha informado de que ahora el portaaviones sí ha tomado rumbo norte hacia el Pacífico Occidental, un movimiento que Spicer dijo que está pensado como “disuasión” y para reafirmar la alianza con aliados en la región.

 

RAMG

 

 

 

 

 

 

CARGANDO...