#Trump

Casa Blanca asegura que su comisión sobre el fraude electoral progresa

Estados Unidos, elecciones, Casa Blanca, Trump, información, fraude

Donald Trump emite su voto durante la elección presidencial de 2016. Getty Images/Archivo

La Casa Blanca aseguró este miércoles que su investigación sobre fraude electoral y la petición de datos de votantes en todo el país están avanzando y tildó de “noticias falsas” las versiones que sostienen que la mayoría de estados se han negado a proveer esa información.

Kris Kobach, secretario de Estado de Kansas y responsable de la comisión que investiga el posible fraude electoral, aseguró que las informaciones de que 44 de los 50 estados del país se han negado “a proveer información a la comisión es falsa; esas informaciones son noticias falsas”.

“Hasta el momento solo 14 estados y el Distrito de Columbia se han negado a la petición de la comisión de dar información disponible al público”, aseguró Kobach en un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

Según Kobach, 20 estados se han comprometido a proveer información disponible públicamente, mientras que otros 16 lo están examinando.

Lo que la Casa Blanca no especificó es que a lo que muchos estados se han negado es a proveer información más detallada que pedía la comisión, como los últimos números del seguro social, algo que es privado.

La comisión fue creada a petición del presidente estadounidense, Donald Trump, para demostrar que, pese a que no hay datos que los sostengan, superó en votos totales a la candidata demócrata, Hillary Clinton, en las elecciones de noviembre.

No obstante, los datos oficiales indican que Clinton superó en casi 3 millones de votos a Trump, que se impuso gracias al sistema de representación del Colegio Electoral, que asigna un número proporcional de electores al ganador de cada estado.

Trump ha insistido que un supuesto fraude electoral le impidió imponerse en el número total de votos, sugiriendo que inmigrantes indocumentados votaron en masa para dar la elección a Hillary Clinton, algo no corroborado por ningún estado.

Kobach aseguró que los estadounidenses “tienen el derecho a saber” qué pasó en las elecciones generales y aseguró que, pese “a las distorsiones y la obstrucción de algunos estados y políticos” la comisión continuará haciendo su trabajo.

Activistas temen que esta investigación sea utilizada como base para restringir aún más el derecho al voto entre minorías como los hispanos o los afroamericanos.

FJMM

comentarios
CARGANDO...