Capturan y reubican a oso negro en Higueras, Nuevo León

Personal de Profepa reubica a un oso negro caputado en el Cerro de la Silla, en Nuevo León (Profepa)

Personal de Profepa reubica a un oso negro caputado en el Cerro de la Silla, en Nuevo León (Profepa)

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) capturó y reubicó a un ejemplar de oso negro (Ursus americanus), en el municipio de Higueras, Nuevo León, donde se ubica el Cerro de La Silla.

Luego de recibir varios reportes por parte de la ciudadanía, los medios de comunicación y las autoridades locales sobre la presencia constante del oso en la zona de la explanada del Monumento Natural Protegido, elementos de Profepa, así como autoridades federales, estatales y municipales realizaron un operativo de captura.

Con la coadyuvancia de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), la Dirección de Parques y Vida Silvestre del Estado (PyVS) y Protección Civil (PC) del municipio de Guadalupe, se instalaron dos jaulas trampa con la finalidad de capturar al oso negro y llevarlo a un sitio alejado de áreas urbanas.

Un día después de ser instaladas las trampas, el oso fue capturado. Es un macho joven de 110 kilogramos, en buenas condiciones físicas y de salud.

Posteriormente fue liberado en una zona del municipio de Higueras, Nuevo León; área que reúne las condiciones de agua y alimento para su supervivencia.

Un visitante que acudió de noche al Parque Cerro de la Silla sufrió un accidente provocado por la sorpresa e impresión de ver al mamífero, lo que provocó que resbalara y cayera sin graves consecuencias.

Los visitantes deben estar conscientes de que en el área viven animales silvestres por lo que se deben extremar todas las medidas de precaución y evitar la interacción con las mismas ya que se han encontrado evidencias videográficas de la alimentación que proporcionan los ciudadanos a los osos.

La Profepa exhorta a la población a no ofrecer alimento a los osos y resguardar en un lugar seguro la basura que generan los centros recreativos donde es común el avistamiento de estos mamíferos, para evitar que estos se acerquen a las áreas de convivencia humana.

Recordemos que esta temporada es crítica para la especie, pues la disponibilidad de alimento y agua se reduce, por lo cual, al no encontrar el sustento en su hábitat, tienden a buscarlo en las zonas donde dejan residuos los visitantes.

El oso negro (Ursus americanus eremicus) se encuentra listado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de Especie en Peligro de Extinción (P), debido a que su población ha disminuido drásticamente por factores tales como la destrucción o modificación drástica de su hábitat, los conflictos generados por el humano y su caza ilegal.

MLV

comentarios
CARGANDO...