Canadá repudia ‘acto terrorista’ en mezquita

Seis personas murieron y otras ocho resultaron heridas en un tiroteo en una mezquita de la ciudad de Quebec durante el rezo de la noche, este domingo.

Las autoridades reportaron dos detenciones relacionadas con el incidente, calificado como un acto terrorista por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Algunos de los heridos presentan heridas graves, explicó la vocera de la policía provincial de Quebec, Christine Coulombe, a primera hora del lunes.

Los fallecidos tendrían entre 35 y 70 años aproximadamente, agregó.

En el momento del ataque, en el interior de la mezquita había más de 50 personas y 39 de ellas salieron ilesas, agregó.

Uno de los sospechosos fue detenido en el lugar del tiroteo y el otro cerca, en d’Orleans, Quebec. La policía no hizo públicos sus nombres.

“La comunidad musulmana fue el objetivo de este ataque homicida”, dijo Philippe Couillard, primer ministro de la provincia de Quebec, en una conferencia de prensa a primera hora de la madrugada del lunes.

El lunes se celebrarán concentraciones de solidaridad en diversos puntos de Quebec, agregó Couillard, explicando que la región se unirá para expresar su horror.

El alcalde de la ciudad de Quebec, Regis Labeaume, se mostró visiblemente impactado.

“Ninguna persona debería pagar con su vida por su raza, su color, su orientación sexual o sus creencias religiosas”, manifestó Labeaume.

La balacera tuvo lugar en la sección de la mezquita reservada a los hombres, explicó el presidente del Centro Cultural Islámico de la ciudad de Quebec, Mohamed Yangui, quien no estaba en el centro en el momento del tiroteo, “Estamos tristes por las familias”, agregó.

Trudeau y Couillard calificaron la masacre como un acto terrorista, que coincide con un momento de tensión en todo el mundo tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de prohibir la entrada al país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

“Condenamos este ataque terrorista contra los musulmanes en un centro de culto y refugio”, señaló Trudeau en un comunicado, “Es doloroso ver esta violencia sin sentido, la diversidad es nuestra fortaleza y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros, como canadienses, queremos”.

“Los musulmanes-canadienses son una parte importante de nuestro tejido nacional, y estos actos sin sentido no tienen lugar en nuestras comunidades, ciudades y país”, agregó.

“Las agencias de seguridad de Canadá protegerán los derechos de todos los canadienses y harán todo lo posible por detener a todos los autores de este y otros actos de intolerancia”, enfatizó.

Trudeau ya había reaccionado al decreto presidencial de Trump con un mensaje en Twitter, en el que escribió: “A los que estén huyendo de la persecución, el terrorismo y la guerra, los canadienses les darán la bienvenida, sin importar cuál sea su religión. La diversidad es nuestra fuerza #BienvenidosaCanadá”.

El primer ministro canadiense publicó además una imagen en la que aparece saludando a un niño sirio en el aeropuerto de Toronto a finales de 2015.

Tras su elección, Trudeau aprobó la llegada de más de 39 mil refugiados sirios.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York anunció que reforzará la seguridad en mezquitas y centros de oración.

El ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, publicó en Twitter que está profundamente entristecido por la pérdida de vidas. Su oficina dijo que el motivo del tiroteo no ha sido confirmado.

En el verano de 2016, en la puerta del centro de oración apareció una cabeza de cerdo. El incidente ocurrió durante el Ramadán, el mes sagrado del Islam, que incluye ayunar desde el amanecer hasta la la puesta de sol. Los musulmanes practicantes no comen carne de cerdo.

LHE

CARGANDO...