Buscan salvar chinampas de Xochimilco con proyecto sustentable

Yolocan, Recate de chinampas, Xochimilco, Agricultura, Ciudad de Mexico, Noticias

En siete años, Yolcan ha rescatado siete chinampas y ocho hectáreas (GettyImages/Archivo)

Una de las tradiciones más valiosas de México está en peligro de extinción: las chinampas de Xochimilco.

El Xochimilco que emergió de las aguas en el año 1300 con la construcción de parcelas sobre raíces de ahuejotes para la siembra, actualmente enfrenta contaminación, invasión y abandono.

En un intento por rescatar esta zona, como un auténtico centro de agricultura orgánica, nació Yolcan, proyecto sostenible fundado por Lucio Usobiaga.

“Al buscar verduras orgánicas, pues qué mejor que acercarnos a Xochimilco, pero una vez que nos acercamos nos dimos cuenta de que está muy amenazado, implicó más bien meternos de fondo a la siembra, a conocer a algunas de las familias de aquí para poder, desde la semilla y desde la regeneración de las tierras, empezar a trabajar”, explicó Lucio Usobiaga, socio fundador de Yolcan.

En siete años, Yolcan ha rescatado siete chinampas y ocho hectáreas.

Uno de los primeros pasos fue la limpieza de contaminantes en suelo y agua.

“Unos son los plaguicidas, otros son los microorganismos patógenos como escherichia coli, salmonella, coliformes fecales, altos contenidos de sales”, detalló Refugio Rodríguez, investigadora de biotecnología del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Con el apoyo del Instituto Politécnico Nacional, se usaron técnicas de biorremediación. El uso de microorganismos naturales que eliminan los contaminantes.

Y se comenzó a cultivar con el rescate de técnicas ancestrales.

Noé encabeza una de las siete familias chinamperas beneficiadas por Yolcan.

“Siempre nos hemos dedicado al campo desde mis bisabuelos. Ellos antes se dedicaban a las chinampas, a sembrar hortalizas y flores”, comentó Noé Coquis, chinampero

Agricultor desde los siete años, Noé sólo sabía cultivar productos locales. Con la llegada de Yolcan, aprendió a sembrar otros.

“Ahorita estamos incorporando diferentes variedades de lechugas, tenemos betabeles, tenemos mostazas”, señaló Noé Coquis, chinampero.

Una de las técnicas ancestrales, aún vigentes entre los agricultores, es tocar directamente con las manos la semilla o la tierra, sin guantes. De esta forma, dicen ellos, se le transmite a la naturaleza lo que necesita el ser humano.

La cosecha es llevada hasta las cocinas de los chefs de renombre, como Enrique Olvera

“Me empecé a involucrar cada vez más en Xochimilco en parte por la necesidad de tener productos de mejor calidad, pero también porque reconozco el potencial que tiene esta zona no solamente en términos de agricultura, sino en términos históricos. Creo que la parte de cercanía contribuye mucho a la calidad de cómo llegan los productos al restaurante y eso es lo que más nos atrae”, aseguró Enrique Olvera, chef.

Noticieros Televisa estuvo con Enrique Olvera en las chinampas de Xochimilco, donde se inspiró para crear otros platillos.

“Cuando llegas a Xochimilco, lo primero que sientes es un respiro. Me gusta mucho esta parte de estar en contacto con lo que cocinamos, creo que le da otro valor a la cocina. Cuando estás en contacto con el producto, te dan ganas de dejarlo en paz, de no tocarlo mucho, reconoces la frescura de las lechugas y ya no hace falta el tocarlas demasiado sino dejarlas casi casi en su estado natural. Entre más cercano estás a la agricultura y a la tierra, más reconoces la belleza del producto en sí mismo”, detalló Enrique Olvera.

Otro reconocido chef, Eduardo García, tiene a Yolcan como principal proveedor de verduras.

“Todos los restaurantes en general deberían de tener un Yolcan, lo que ellos siembran es justo lo que yo necesito para mis restaurantes; lo padre de Yolcan es que ellos justamente están haciendo la reversa, ellos están sembrando tierras donde antes la gente sembraba, estamos hablando más de mil años”, comentó Eduardo García, chef.

Como los agricultores de Yolcan, Eduardo García también trabajó el campo mexicano y el estadounidense. Sabe lo que es bueno para la salud y para el paladar.

“El campo es el que manda, el clima es el que manda y el que te dice cuándo se dan las cosas, Yolcan me cambia a mí mi menú”, explicó Eduardo García, chef

Yolcan ha rescatado ocho de 800 chinampas que existen en la zona. Para los que están interesados en apoyar el proyecto pueden entrar a la página donadora.mx/projects/yolcan y realizar sus donaciones.

Con información de Sarahí Méndez

MAP

CARGANDO...