Buque ‘Los Llanitos’ está a punto de hundirse en Jalisco

COLIMA, México, ago. 15, 2016.- El buque granelero “Los Llanitos” está a punto de fracturarse y hundirse en pedazos frente a la costa de Jalisco.

Desde hace casi nueve meses, quedó varado junto a unos peñascos frente a Barra de Navidad.

El pasado 23 de octubre, “Los Llanitos” navegaba de Manzanillo al puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, justo cuando huracán “Patricia” se fortalecía frente a las costas de Colima y Jalisco.

Los efectos del meteoro más grande en la historia ocasionaron que la embarcación perdiera su curso y se impactó contra los peñascos de Bahía Graham, provocándole múltiples fracturas al casco y una casi lo parte en dos.

El riesgo era latente y las autoridades aceleraron el trasiego de 505 mil litros de combustible que contenían sus tanques.

La aseguradora Marine Solutions, propietaria del buque, tenía 90 días para hacer la remoción, reparación, trasvase y limpieza del barco; el periodo concluyó el pasado mes de enero, pero la embarcación quedó abandonada.

Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador general de Puertos y Marina Mercante, dijo que “no ganamos nada con sancionarlos, lo que tenemos es hacer la presión para que se haga, si sigue esto tardándose y no lo hacen entonces sí tendremos que sancionarlo, no es la idea, la idea es que lo hagan”.

Mientras el proceso administrativo sigue su curso, el oleaje se ha encargado de destruir la embarcación.

El barco de 223 metros de largo, 33 de ancho, 18 de altitud y 38 mil toneladas de peso, presenta nuevas fracturas.

Hace uno meses la fractura principal de esta embarcación se encontraba entre la bodega cinco y seis del buque, ahora está entre la seis y siete y se ha abierto totalmente el casco, de lado a lado, de hecho se escucha como el agua ingresa y hace un gran ruido al interior.

En la parte trasera del buque hay dos fracturas que han crecido con el paso de los meses, la primera mide aproximadamente 13 metros de alto por tres metros de ancho y la segunda de aproximadamente ocho metros de alto por 1.5 metros de ancho.

Además, en la proa hay un golpe de aproximadamente ocho metros.

Guadalupe Tene Rodríguez, director de Protección Civil de Manzanillo, consideró que “es un riesgo alto el hecho de que pueda partirse e irse a pique, el barco no está totalmente limpio, se extrajo todo el combustible pero presenta muchos contaminantes y aparte las tuberías y demás recipientes que contenían combustibles pues están sucios y eso podría provocar contaminación a esa área”.

Tene Rodríguez indicó que no quieren que el impacto ecológico sea mayor, “o se quede de una manera que será mucho más difícil moverlo”.

Las barreras de contención que rodeaban el buque fueron retiradas y también se fueron el barco piloto y el amarrador que lo vigilaban.

RMT

comentarios
CARGANDO...