Brooklyn protegerá a inmigrantes de ser deportados por delitos menores

Puente de Brooklyn en Nueva York (AP, archivo)

Puente de Brooklyn en Nueva York (AP, archivo)

El fiscal en funciones del condado neoyorquino de Brooklyn, Eric Gonzalez, anunció hoy una política que protegerá a los inmigrantes que cometan delitos menores de las acciones de las autoridades migratorias federales, como la deportación.

En un comunicado, la oficina de González indicó que los nuevos lineamientos tienen como objetivo “minimizar las consecuencias colaterales que las leyes migratorias pueden ejercer sobre inmigrantes que hayan cometido faltas menores”.

Anunció la contratación de dos abogados de inmigración para capacitar a todo el personal del sistema judicial del condado en cuestiones de inmigración, así como para asesorar a los fiscales cuando proponen declaraciones de culpabilidad para los acusados.

Los abogados además harían recomendaciones de sentencias sobre casos de inmigrantes en un esfuerzo por evitar lo que la oficina de González llamó “consecuencias colaterales desproporcionadas”.

Actualmente, acusados que no son ciudadanos, incluso aquellos con permisos de trabajo, visas en regla y residentes legales, pueden enfrentar duras penas de inmigración como resultado de condenas penales, incluso por delitos menores.

Estos delitos menores pueden ser posesión de pequeñas cantidades de mariguana, robo de bajos montos o violencia doméstica, entre otros.

Los acusados no ciudadanos pueden por ello ser deportados, detenidos durante el proceso de deportación o generarse un antecedente negativo en solicitudes de residencia permanente o ciudadanía. En el caso de inmigrantes indocumentados, una condena los convierte en prioridad para la deportación.

Entre los lineamientos a los fiscales destaca que siempre que sea posible se ofrezca “una recomendación de sentencia que no comprometa la seguridad pública pero que tampoco conduzca a la remoción o a cualquier otra consecuencia colateral desproporcionada”.

“Quiero hacer hincapié en que nuestra oficina no está tratando de entorpecer la función del gobierno federal de proteger a nuestro país mediante la deportación de no ciudadanos cuyos actos ilegales han causado daños reales y peligro a otros”, precisó González.

El fiscal de unos de los cinco condados que componen la ciudad de Nueva York explicó que el objetivo es mejorar la seguridad pública y la justicia en el sistema de justicia penal al procesar crímenes con castigos que sean justos y proporcionales al delito.

Por su parte, el director ejecutivo de la Coalición para la Inmigración de Nueva York, Steven Choi, expresó que las medidas son un paso importante para proteger a la diversa población inmigrante de Brooklyn.

MLV

comentarios
CARGANDO...