Bebé salva a sus padres; sólo los tres sobrevivieron al deslave en China

China, Deslave, Bebé, Familia, Muertos, Desaparecidos, Lluvias, Montaña, CadávereS

"Justo después de que le cambiamos el pañal al bebé, escuchamos un fuerte ruido afuera y la luz se apagó", relató el padre del bebé. (AP)

Más de 100 personas continúan desaparecidas tras el alud de rocas y tierra que arrasó numerosas viviendas en una aldea montañesa en el suroeste de China, informaron las autoridades locales tras recuperar 15 cadáveres.

El deslave, proveniente de una montaña, destruyó un grupo de 62 hogares y un hotel en la aldea de Xinmo, distrito de Mao, informó el gobierno de la provincia de Sichuan.

Unos tres mil socorristas utilizaban dispositivos electrónicos y perros en un intento por encontrar sobrevivientes en la zona, dijo Xinhua, la agencia noticiosa estatal.

“No cejaremos mientras haya la mínima probabilidad” -afirmó un socorrista no identificado- las identidades de los 118 desaparecidos serán difundidas en breve, dijo.

El gobierno de Sichuan difundió los nombres de las 118 personas desaparecidas. Se desconoce si la cifra incluía los 15 cadáveres recuperados.

Numerosas familias sollozaban mientras esperaban noticias de sus parientes víctimas del alud.

Una mujer de una aldea cercana dijo que no tenía información de sus parientes que vivían en Xinmo y relató que escuchó que extremidades de personas fueron encontradas entre la tierra y las piedras.

“Los 142 turistas que visitaban Xinmo están con vida”, señaló Xu Zhiwen, vicegobernador ejecutivo de la prefectura autónoma tibetana y Qiang de Aba, la región donde ocurrió el deslave.

“Este es el mayor deslave en esta zona desde el terremoto de Wenchuan”, dijo Wang Yongbo, un funcionario que gestiona una de las operaciones de emergencia.

Wang hizo referencia al sismo más letal de este siglo en China, un temblor de magnitud 7.9 que sacudió la provincia de Sichuan en mayo de 2008 y dejó casi 90 mil muertos.

Tres miembros de una familia fueron localizados cinco horas después del deslave.

Qiao Dashuai, de 26 años, dijo que el bebé salvó a la familia, que se había levantado porque estaba llorando e iban a cambiarle el pañal.

“Justo después de que le cambiamos el pañal al bebé, escuchamos un fuerte ruido afuera y la luz se apagó”, dijo Qiao. “Sentimos que estaba ocurriendo algo malo y de inmediato nos lanzamos a la puerta, pero estaba bloqueada por lodo y piedras”.

Quio dijo que su familia fue arrastrada por el agua mientras parte de una montaña se venía abajo. Indicó que lucharon contra la corriente hasta que encontraron a personal médico que los llevó a un hospital. Sus padres y otros familiares no han sido localizados, agregó.

En el distrito Mao, en el margen oriental de la meseta del Tibet, viven alrededor de 110 mil personas, según el cibersitio del gobierno local. La mayoría de los residentes pertenecen a la minoría étnica qiang.

El alud sepultó 1.6 kilómetros de carretera y bloqueó un tramo de dos kilómetros de un río.

De acuerdo con el cibersitio del gobierno provincial, unos ocho millones de metros cúbicos de tierra y piedras –el equivalente a más de tres mil piscinas olímpicas– se habrían deslizado montaña abajo.

Los expertos aseguran que el alud se debió a las lluvias.

Con información de AP

LHE

CARGANDO...