Bashar Al Assad afirma que el ataque químico en Siria es un “invento al 100%”: AFP

Bashar al-Assad.

Bashar al-Assad. (Photo by Carlos Alvarez/Newsmakers)

El presidente sirio Bashar al Assad afirmó que el presunto ataque químico contra una ciudad rebelde en Siria fue un “invento al 100%” y sirvió de “pretexto” para justificar los bombardeos estadounidenses contra el ejército sirio, en una entrevista exclusiva con la AFP en Damasco.

“Para nosotros, es un invento al 100%. Nuestra impresión es que Occidente, principalmente Estados Unidos es cómplice de los terroristas y montó toda esta historia para que sirviera de pretexto al ataque” estadounidense del 7 de abril contra una base aérea en Siria, afirmó Al Assad el miércoles, en su primera entrevista tras el supuesto ataque químico en Khan Sheikhoun y las represalias estadounidenses.

El presunto ataque químico provocó un aumento de la tensión en torno al conflicto sirio. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el bombardeo de la base de Al Shayrat, primera intervención de su país contra el régimen desde que estalló la guerra en 2011.

“Nuestra potencia de fuego, nuestra capacidad de atacar a los terroristas no resultó afectada por este bombardeo”, afirmó Assad a la AFP.

En la entrevista con la AFP, el jefe de Estado sirio aseguró que el régimen ya no posee armas químicas. “Hace varios años, en 2013, renunciamos a todo nuestro arsenal e incluso si tuviéramos dichas armas, nunca las habríamos usado”.

A una pregunta de la AFP, Al Assad respondió que solo aceptará una investigación “si es imparcial, asegurándonos de que países imparciales participen en ella, para estar seguros de que no se use con fines políticos”.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAC) ha abierto una investigación sobre el presunto ataque.

En Moscú, Tillerson, que en sus primeros pasos como secretario de Estado pareció aceptar la permanencia de Assad en el poder, exigió la salida “organizada” del líder sirio como parte de una transición política.

Al Assad, de 51 años, preside Siria desde 2000, tras la muerte de su padre, que dirigió el país con mano de hierro durante tres décadas.

Moscú respalda militarmente a Damasco desde septiembre de 2015 y Estados Unidos dirige desde un año antes una coalición internacional que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Uno de los ataques de esta coalición mató por error el martes a 18 combatientes aliados de las Fuerzas Democráticas Sirias en el nordeste del país, según el mando de las fuerzas estadounidenses.

MLV

comentarios
CARGANDO...