Banxico ajusta sus previsiones de crecimiento a entre 1.3% y 2.3%

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Noticieros Televisa)

El Banco de México (Banxico) ajustó su previsión de crecimiento del PIB de 2017 para ubicarla entre 1.3 y 2.3 por ciento, desde el 1.5 y 2.5 por ciento presentado en el tercer trimestre de 2016. Para 2018, el intervalo de pronóstico se ajusta de entre 2.2 y 3.2 por ciento desde 1.7 y 2.7 por ciento.

Así lo dio a conocer Agustín Carstens, gobernador de Banxico, en el marco de la presentación del Informe Trimestral del periodo octubre-diciembre de 2016.

Carstens subrayó que el ajuste se dio en medida de la incertidumbre relacionada con el proceso de normalización de la postura monetaria en Estados Unidos, así como, por el proceso electoral llevado a cabo en dicho país y su desenlace.

“Tomando en cuenta la información más reciente y la incertidumbre que se ha creado alrededor del desempeño de la economía mexicana, además de la incertidumbre sobre la relación bilateral y las finanzas públicas sanas, la junta consideró oportuno revisar a la baja los pronósticos de crecimiento para el país para el año en curso”, aseguró el titular de Banxico.

En el informe presentado de Banxico se detalla que la tendencia al alza en la inflación general se vio exacerbada por el efecto de los ajustes en los precios de algunos energéticos, principalmente de las gasolinas, alcanzando un nivel de 4.72% a tasa anual durante enero y de 4.71 por ciento en la primera quincena de febrero.

Se estima que durante 2017 la inflación general se sitúe por encima del objetivo del Banxico y que retome se tendencia a cerca de 3% para el cierre de 2018. Asimismo, las expectativas sobre la inflación subyacente, es que se mantenga en niveles superiores al objetivo permanente de 3% y que para finales de 2017 y en 2018, retome la tendencia positiva.

Respecto a las coberturas monetarias, Carstens subrayó que hay entusiasmo en el sector bancario por participar en las subastas.

Finalmente, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, señaló que la institución que dirige seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes como lo precios de gasolinas, así como la relación económica entre México y Estados Unidos.

En la sesión de preguntas y respuestas, sobre la postergación de su salida de Banxico, Agustín Carstens señaló que, ante los retos que enfrenta México y por la petición expresa del presidente Enrique Peña Nieto, decidió quedarse para que, apoyado en la Junta de Gobierno, se tomen las mejores decisiones.

“Yo acepté porque no tendré vacaciones, ya me estoy acostumbrando, pensé que era una manera de responder a la petición y buscar, o no dejar duda de que va a haber tiempo suficiente para una transición ordenada (…) independiente de la decisión sobre cómo acomodar la Junta, es garantía de que el Banco seguirá haciendo su tarea”, detalló Carstens.

LLc

CARGANDO...