Banco de Corea del Sur convoca reunión de emergencia tras destitución de Park

Protestas tras el veredicto de Tribunal Constitucional sobre la destitución de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye. (AP)

Protestas tras el veredicto del Tribunal Constitucional sobre la destitución de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye. (AP)

Este viernes, el Banco de Corea del Sur (BOK) convocó a una reunión de emergencia ante el peligro de inestabilidad económica tras ratificarse la destitución de la presidenta Park Geun-hye por el Tribunal Constitucional del país asiático.

El banco central surcoreano revisará el impacto del “impeachment” en un momento de creciente preocupación ante un próximo incremento de tipos de interés en Estados Unidos que podría provocar una fuga de capitales de la Bolsa de Seúl.

Mientras, la plaza surcoreana permaneció impasible y sus dos selectivos avanzaron, tras conocerse el veredicto unánime del Constitucional, que despoja a Park de su posición y obliga a celebrar elecciones presidenciales en el país en un plazo inferior a 60 días.

“No hay motivo para que los inversores domésticos y extranjeros, así como los trabajadores de los círculos financieros, se preocupen por nuestro mercado”, aseguró el presidente de la Comisión de Servicios Financieros (FSC), Yim Jong-yong.

“No habrá crisis, incluso aunque la hubiera, estamos totalmente preparados para hacer frente a cualquier contingencia”, añadió Yim en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Las autoridades financieras de Corea del Sur tratan de minimizar el impacto en los mercados de la destitución de Park por su vínculo con la trama de corrupción de la “Rasputina”.

“Un operativo de emergencia de 24 horas ya está en marcha para vigilar de cerca la situación a nivel global”, reveló el presidente de la FSC.

“Los analistas locales consideran que el fallo del Constitucional puede ser positivo para el mercado, debido a que elimina algunas incertidumbres políticas y crea expectativas sobre las políticas de impulso económico del nuevo Gobierno que habrá de ser constituido”, recogió Yonhap.

El ministerio de Finanzas surcoreano también tiene previsto convocar una reunión este viernes para abordar la situación de su política macroeconómica.

Además del cambio político y la influencia de Estados Unidos, la cuarta economía de Asia afronta otros retos como el boicot que China ha impulsado sobre sus productos en señal de rechazo por la instalación del escudo antimisiles THAAD, que considera que compromete sus operaciones de inteligencia.

Con información de EFE

LHE

 

CARGANDO...